lunes, 11 de mayo de 2015

Mimando la boludez

Reparando las conexiones... saludar, abrazar, despedir. Y a las ratas sino se van... soltarles la bestia, lo salvaje. Dejar en uno al ser con sus lados y vértices y vértigos y deseos.
...Y Demonios...
A no olvidar que tenemos todo más o menos. Pero está y al hacerse el boludo uno se transforma en lo que se hace, uno mima la boludez y pasa poquito a poco a ser el objeto mimado. Miro, deseo y voy. Soy.
Ser inaccesible nada tiene que ver con el trato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario