lunes, 24 de noviembre de 2014

¿Qué te pasa con los ojos?

¿Qué te pasa con los ojos?
Rostros si nada.
Simples narices.
Simples bocas
inexpresivas.
¿Qué te pasa con los ojos?
¿Te deben?
¿Te roban?
Decime, hermano, que te han quitado;
en qué te ayudo.
¿Qué puedo darte?

Están por todos lados...
acorralándote.
En las sillas, en las paredes, en los gatos,
en los pájaros, en las viejas del pasillo
en la pecera sobre los peces.

Sentado. Mirando, con cautela. Detenimiento.
Sentado, mirando fotos.
Fotos sin ojos. Planos
detalles.
Planos. Simples pezones. Ojos rancios,
fijos. Viejos.
Un hombre y su perro. Una mujer con su hija.
Una pareja. Yo. Sin ojos. Yo, mirándome a mi mismo a través del papel. Me miro.
Me miro doblemente, desde un tiempo anterior y desde el presente.
¿Cómo iba a saber que iba a mirarme cuando me tomaron la foto?

Las fotos. Ahora. Cuatro pedazos.
Nadie mira más nada.

¿Qué te pasa con ojos hermano Beckett que los omites en tus películas?


No hay comentarios:

Publicar un comentario