miércoles, 26 de noviembre de 2014

Carta a Gera y Juan Pablo

Hay que bajar la autoexigencia. Darse cuenta de que siempre habrá otra oportunidad, sin embargo dejar todo, el intento de hacer todo lo que puede y no hay otra forma de hacerlo que estar presente. Estar acá, en este momento con éste compañero.
Don Juan habla de ser impecable. La impecabilidad del guerrero (o del actor) es hacer lo máximo posible, sin que después uno se cuestione o se diga "podría haberlo hecho mejor" o "hago lo mejor que puedo". Es complejo actuar... hay que estar pendiente de muchas cosas y cuando pasás por una situación difícil con tus compañeros se vuelve peor.
Yo digo que uno tiene que tener sus puntos donde apoyarse, el texto, la partitura, algún momento que te guste mucho, tus compañero. Tu compañero. ¿Y si está lejos? ¿Y Si está en otra situación?
De alguna forma está ahí con vos, y lo podés buscar con los ojos en un furtivo acto de compañía.

Toda esta perorata para derciles que lo que hicieron ayer fue un acto de poder, fue una batalla y salieron vivos. No se cuestionen, es difícil, pero no imposible. Hay otra chance hoy, habrá otra gente hoy. Combatan a la cosa barata, a la cosa simplona de hacerse el lindo y la necesidad del mimo - que todo tenemos - y haganlo por ustedes mismos.

Ayer le dije a Gera que me parecieron parejas las actuaciones, digo que se logró una obra. Sin embargo hubo algunos problemas técnicos que me hicieron disfrutar menos de la obra: como la dirección del aire (muchas veces las voces se escuchaban como gomosas sobre todo en partes poco seguras), la saturación de las voces (los gritos pelados, acá creo que falló la intención), algunos ruidos de los zapatos (pero el piso de la sala es una verga). En lo personal MUCHO texto lo que hace que la concentración se vaya por momentos porque es tanto en tan poco tiempo que no se alcanza a bajar todo eso al cuerpo (con cabeza, como totalidad) y ver donde te pega, qué verdaderamente querés hacer con eso, qué querés contar propio, personalmente, con ese texto, con esa situación.
Personalmente... personalmente. Personalmente me gustaron mucho ustedes dos, no puedo ser objetivo - es un invento de la clase alta - pero me gustó verlos puestos, verlos ahí, jugando. Los vi juntos y estaban tan lejos! Esta noche traten de respirar un poco más, de enraizarse y de elevarse. Conectense el uno con el otro y jueguen, no dejen de jugar.

PD: Les escribo esto porque quiero darles algo, un poquito, de lo mucho que me dieron. Creo que los actos magníficos de los guerreros están en las cosas pequeñas, en esos actos de amistad.
Me da un poco de vergüenza porque me vieron actuar y nada... uno falla, yo fallo, la cago no estoy siempre alerta pero bueno... saber que el otro es humano, que es un par, un compañero para mi es lo mejor... "este me dice esto pero mirá lo que le pasó acá" y sí... esas cosas me pasan por la cabeza, hay que desecharlas!!! jajajaja
Lo más importante que tenemos los brujos es el intento, intentar romper el tiempo, quebrar la realidad cotidiana para generar una realidad alternativa donde eso que te ofrezco, que te comparto, que te doy con algo de violencia - porque nadie acepta todo por las buenas - se consolide y como el sexo, el amor, y el aire pase y siga su curso.
Los quiero mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario