jueves, 16 de octubre de 2014

Sonrisas

Tinta electrónica cae sobre papes electrónicos, recordando sonrisas reales.

Recuerdo los poemas leídos entre el humo del porro que nos facilitaba la risa. Los planes, las plantas, la observación de los detalles, del arte, de los objetos inútiles de diseño.
Recuerdo el deseo agazapado, la respiración agitada, los besos negados, el rechazo directo.
Recuerdo la culpa por rechazarme, el mimo, nuestras lágrimas, tus sabores, tus gemidos, tu cara de sexo, tu cara de deseo, tus insultos sutiles, tus daños pequeños que me mortificaron.
Recuerdo a Girondo, a la música, mis planes para abordarte, tu corazón en mi pecho, el teatro, las máscaras, las clases, el sueño, tu piel suave. Tu perfume con cigarrillo, recuerdo tu cuerpo en mis manos, recuerdo el árbol que vimos respirar.
Recuerdo tantas cosas que no tengo ganas de soltar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario