sábado, 18 de octubre de 2014

Bajándome de un proyecto

Hoy no voy.  No me siento motivado, no entiendo para donde va el proyecto, qué pretendemos hacer con eso.  Hay cosas que me interesan de la propuesta la parte plástica el armado escenográfico por parte nuestra y cómo se aborda ese lugar, como se rompen las situaciones, la forma de improvisar sobre determinados temas. Son elementos en los cuales quiero profundizar y que por fuera del espacio noto que los aplico, pero adentro es mucha información, mucha vuelta y vuelta y no pararme en nada hace que no sepa para donde ir. Somos novatos en nuestros roles, queremos saber y necesitamos la confianza del otro. Confiar, tener fé de que eso va a funcionar. La verdad es que me sorprendí mucho y le di mucha importancia a las devoluciones de la muestra, comprobé que lo que uno propone es interesante pero que la lectura lo define, por lo menos para el espectador es definitiva. Me quedo con eso y otras cosas, no estoy abandonando el grupo pero no quiero seguir como actor en este proyecto en particular porque no me siento que esté disponible para tener esa confianza en eso a lo que querés llegar. Tengo mi búsqueda personal muy fuerte y al no poder materializarla en otro lado estaría intentando hacerlo en ese espacio y no serviría de nada. Sería una batalla de poder, lo que se dio pero de lo que ahora soy consciente. No quiero eso para nosotros prefiero tener un lugar pasivo en el cual ayudar donde y ver como me decanta toda la información que junté en este tiempo.
Me parece que es lo correcto porque de hacerlo de mala gana, hacerlo sin ánimos se nota y hace un buen trecho que se me viene notando. No quiero tener una mala relación con vos. Este laburo es tan personal y pasional que sino estás con uno sos su enemigo y no quiero eso, para nada. Quiero estar bien con vos y que aunemos nuestros saberes e inquietudes en un mismo sentido y que no nos pisotemos mutuamente, creo que ese es un error bastante común en el arte y la verdad es que hay que luchar contra los que no quieren arte.
A nadie le importa el arte en realidad, mucho menos el teatro, las inquietudes, sólo a los que lo hacemos y yo tengo deseos de hacerlo y hacerlo para mi, para compartirlo, no para los halagos.
En fin.... me fui mucho de tema jajaja pero nada puede que sea cobarde esta forma, a mi me sirve para pensar en frío y no andar aclarando o quedándome pensando. También para bajar la agresión, no hablo y cuando hablo soy agresivo sin razón, porque no encuentro la forma correcta de argumentar y voy al cuello. Lo peor es que la mayoría de las veces no quiero eso sino todo lo contrario pero busco provocar... a veces sirve otras veces está de más y lo menos es más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario