lunes, 4 de agosto de 2014

Tratado para un amor

El control

No hay control, relajate. Delegá. El amor es un controlar sin control. Es estar y ser. Estar tranquilo, estar con el otro y así ser amado y amante.

EL pasado

Todo pasado es anterior, todo pasado nos hace y nosotros hacemos con eso.
Nunca vamos a recuperar un amor viejo, el nuevo amor será diferente, no me vana a dar lo mismo, todo va a ser diferente. Nosotros mismos cambiamos, nuestros amigos cambian... nada permanece, todo se mueve.
Por el pasado nosotros tenemos problemas, deseos inconclusos, traumas. No busquemos repetir, busquemos algo nuevo. La seguridad es miedo. Arriesgate temblando, pero arriesgate.

Estar

¿Querés que me vaya? ¿Querés que me quede?
Son dos preguntas muy distintas... pedime que me quede por algo venís, por algo te quedás, por algo querés esto. Es una decisión, es una acción. Decidimos todo el tiempo, aun cuando no lo consideremos.
Somos todo decisión.
Quedate conmigo, es mi decisión. Acercarme fue mi decisión. Amarte, quererte así es consecuencia, el resto es decisión.

Yo no soy ese

Yo no soy ese, el otro aquel. Tu mejor amor, tu peor enemigo.
Soy otro distinto, ni mejor ni peor. Distinto.
Abrite a la experiencia, sino no te mezcles conmigo, no te metas conmigo. Pero si lo hacés... tomate el tiempo, respirá. Pero quedate. Un poco de fé, mucho amor, confiemos de a poco es difícil pero no imposible.

Lo que tomamos de otros

Siempre aprendemos, tomamos, robamos, nos mimetizamos. En cosas buenas, en cosas malas... Lo malo son los traumas, lo bueno son los recuerdos, las vivencias, los latiguillos verbales, los tics, los chistes, las caricias, todo.
Realcemos lo bueno, lo positivo, lo que me hace fuerte y luchemos contra lo que me debilita, contra los miedos. Paso a paso, pero hacia adelante, hacia adentro, yendo cada vez un paso más cerca al centro de la elipse. Hacia el centro del corazón.

Los permisos

Los permisos que no me doy. Las ganas que tengo y que contengo por miedo. Todo eso retrasa. Todo eso bloquea, crea una coraza que no te deja respirar, en el peor de los casos. La respiración es estar, el disfrute, el habitar el momento. En el caso más leve es el no disfrute el estar mirando medio de afuera la situación.

Temor al dolor

Temor a hacer doler al otro a lastimarlo. Eso temores frenan las acciones y los miedos se vuelven promesas autocumplidas. Es así... cuando no querés lastimar a alguien y no accionas acorde al deseo, al compartir y te guardás, escatimás o mostrás que querés pero hasta ahí. En ese punto justo es cuando tus miedos se vuelven realidad, vos los volvés así evitando; es como el "no te preocupes. Pre-ocupate" es lo mismo hacé para conseguir lo que querés no hagás para evitar lo que no querés.


La sonrisa

No atraemos con miedo, con tristeza. Atraemos con alegría. Buscamos alegría.




¿Qué aprenderemos después?

No hay comentarios:

Publicar un comentario