domingo, 24 de agosto de 2014

Otra confesión

Estoy tan triste. Ronda por mi pecho desde hace unos días. Anhelo, deseo de caricias.De Palabras, de besos. Buscame. Por qué me cuesta tanto disfrutar? Relajarme y que sea. Por qué cuesta tanto ser... por qué no me llamás y te acostás al lado mio, maira.
Voy a hacerme el tonto y fingir que sos única, perfecta y la compañera ideal.
Levanto una muralla, me cubro el corazón y sigo.
Quisiera hablarte sin miedo, pedirte mimos sin miedo. Me da vueltas en la cabeza la idea del control... miedo. Me gana. No quiero entregarme a ese juego de poder. Ya estoy vencido.
No me importa que sea ella u otra. La quiero conocer y que se de... lo necesito.
Pienso en la muerte, el sui...
En el dolor, el estancamiento que hay en mi casa. En lo que no hablamos y en lo que me acomodo y no juego.
El domingo fui a la casa de M. y vi a sus hermanos y a sumadre jugando mucho, riéndo mucho, hablando mucho. Fue fuerte para mi, muy hermoso.
Obviamente no se lo comenté. Obviamente no le digo que tengo ganas de que me acaricie hoy, ayer.
Obviamente es miedo. no le pregunto si me odioa cuando me acerco. Cuando la beso.
Lo sospecho, fabulo. Me quedo con esto antes de no tener nada. EL miedo es una gran cosa... me frena.
Sé que mi relación sería más fluida sino tuviese tanto... temor. Sé que ella es una excusa en este momento, ella es mi compañera... es mi deseo. No te sientas mal o fatigado de que vuelva a ella. Apreder es duro. Vivir un amor es respeto cariño y compartir. Compartirse todo.

Confiar, confiar, confiar.

En mi
En mi
En mi
En mi

No hay comentarios:

Publicar un comentario