domingo, 18 de mayo de 2014

Recuerdo de la infancia

Todo era nieve. Cuando digo nieve es blanco, frío, un frío que te hace temblar, tanta nieve que te castañetean los dientes y no podés parar... como cuando iba a tomar el colectivo a las seis de la mañana con mi vieja. Ese frío y ese blanco pero ahora no caminado sino detenido, detenido como sentado ante ese blanco paisaje de... ¿Bariloche? Puede ser.
El brazo contra el de mi abuela. Sólo recuerdo su voz, a penas puedo construir su cara de entonces, ahora arrugas, ahora pequeña antes no sé.
Sentado, volando sobre la nieve pregnancia verde de pinos. Volando mientras la vieja, la viejita que tanto quiero entre risas me mese la silla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario