lunes, 26 de mayo de 2014

Glendo

Y nosotros que nos creíamos porongas por correr y saltar. Se nos cayó el techo. Acá estoy tocando mi trompeta en la oscuridad sin mentir. ¿Pero qué vas a hacer esta noche?
Se prenden las cortinas y el funeral espera que le prendan velas. El tráfico se para antes de encenderse.
Los cigarrillos se ríen de vos y te fuman. Pulmones. Cáncer, demás enfermedades te consumen sin pagar impuestos.
Parado con tus zapatitos de mocasín... ¿qué estás mirando esta noche?
Si no se te caen los ojos, considerate un afortunado. Llegó el otoño a domarte las paredes de cristales.
Vas a ver que bien estoy, cuando la barreta te coma los dientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario