lunes, 26 de mayo de 2014

Revisión

Tenía imágenes en los dedos y fuego en el bolsillo.
En la fiesta quebraron los ojos. Arrasado invierno.
La bufanda cansada se abrazaba en manos tartamudas
me hacen despertar.
Sin soltar. Alucinación. El beso directo al cuello.
Ella.
Esperame afuera y seamos dos. Y el dinamarqués bailó conmigo y cantó para mi corazón.
Colombia e Italia rieron y me entrenaron en el arte del viento.
Abrí la puerta, el corazón lleno, no pude susurrar su nombre. ¿Cuál era aquél?
Después metida de patas, perdí las dos en el pozo de la estupidez.
Y vos sin querer te olvidaste mi corazón en el bolsillo.
Entre monedas y pelusas naufragó, ese pirata feroz.
Extrañamente lo encontré un año después lloraba y reía a la vez.
El humo es otro aliado. No me pidas fuego
se me cayó memoria y fotos viejas.

Ahora el alcohol se hace difícil de pasar; escupo el chicle y me pongo a silbar
la melodía de tu cajón. Alguna vez fue verdad.
Vos sabés y me dejaste entrar, no perdiste el tiempo.
Sé muchas cosas, no te pido perdón. Ahora.

Glendo

Y nosotros que nos creíamos porongas por correr y saltar. Se nos cayó el techo. Acá estoy tocando mi trompeta en la oscuridad sin mentir. ¿Pero qué vas a hacer esta noche?
Se prenden las cortinas y el funeral espera que le prendan velas. El tráfico se para antes de encenderse.
Los cigarrillos se ríen de vos y te fuman. Pulmones. Cáncer, demás enfermedades te consumen sin pagar impuestos.
Parado con tus zapatitos de mocasín... ¿qué estás mirando esta noche?
Si no se te caen los ojos, considerate un afortunado. Llegó el otoño a domarte las paredes de cristales.
Vas a ver que bien estoy, cuando la barreta te coma los dientes.

Palo santo

Hablablemos de eso, contame.
No lo nombres.
Acopio de alusiones.
Ayer soñé con vos. Juntos serpenteamos las mantas y dialogamos sin hablar.
Me hubiese gustado hacer el amor, pero ya estaba hecho. ¿Querés reinventarlo?
Contame: Como hoy creo en el ayer.  Cuánto tiempo pasó desde que sé contar de dos en dos.
Un gato cayó sobre los ojos. Se vio y se asustó. Saltar y caer son tareas de brujos. Soltar y caer, es otro truco.
Ella, amiga y misterio a la vez. Molestado al tiempo que se esconde con humo, las ojeras no cuentan y mienten otra vez. La niebla tapó al invierno.
Ella miente con fuego y piel.
Primero y segundo, mujer de un hombre y mujer de todas las mujeres. Tanto calor aquí y no me puedo quedar sin decirte que el adiós se va. Dejate dar un último beso. Uno de verdad. Dentro de un par, quizás más nos encontramos y saludamos como amigos.
Sonrisa con sombrilla.

domingo, 18 de mayo de 2014

Recuerdo de la infancia

Todo era nieve. Cuando digo nieve es blanco, frío, un frío que te hace temblar, tanta nieve que te castañetean los dientes y no podés parar... como cuando iba a tomar el colectivo a las seis de la mañana con mi vieja. Ese frío y ese blanco pero ahora no caminado sino detenido, detenido como sentado ante ese blanco paisaje de... ¿Bariloche? Puede ser.
El brazo contra el de mi abuela. Sólo recuerdo su voz, a penas puedo construir su cara de entonces, ahora arrugas, ahora pequeña antes no sé.
Sentado, volando sobre la nieve pregnancia verde de pinos. Volando mientras la vieja, la viejita que tanto quiero entre risas me mese la silla.

viernes, 2 de mayo de 2014

Marukami-Sama



Tus ojos son distintos a los míos.
Lo que perciben es diferente,
Brillante, puro y tierno...
Kokoro de acero.

Me pregunto si alguna vez podré darte algo tan bonito como lo que vos me das.
Sigamos viviendo, sigamos compartiendo, sigamos dibujando tan bonito como nuestros sueños.
Marukami-Sama, mi One-Chan, arigato.