lunes, 28 de abril de 2014

Busca bocas

- Quisiera... ser tornillo y vos tuerca... asì te enrosco.

Esquiva ella, la estocada. Brazos y piernas. Buscando su cabeza con las manos, el cowboy va...
Preparando para salir desde instinto. Busca bocas.

- Quisiera ser...
- Yo soy... eco.
- Eco en tus ojos.
- Piedras en tus bolsillos.

Ella es toda y es única. Paisana y muerte. Frío despertar de relójes combatientes. Bailando juntos en la distancia, saben que son uno. O dos.

- Quisiera ser... el que toca tu pelo.
- Yo soy... soy luna.
- Luna cambiante.
- Agua en tu ojos.

Ella continúa esquivando golpeando, él se mutila el alma en trecientas partes. Una más ruda que la anterior. Apoya la cabeza sobre su pecho, los brazos como un ave, ella de pie haciendo frente. Él levanta su cabeza.

- Quisiera ser...
- Yo soy... boca.
- Quisiera ser la sombra de tus labios para estar siempre en tu boca.
- Gotitas de amor...
- ¡Basta, se acabó! Quiero estar dentro de tu boca, ser tu cepillo de dientes, tu dentista, un insulto... Una persona despreciable, alguien que te traicionó, que robaba la plata de tu mesita de noche y se la bebía en tugurios de mala muerte, que te engañó, aquel al que diariamente insultas y que logró lo que quería: estar de una puta vez en tu boca, como un moretón, como una baba, como un insulto, como una sombra... que llena tu boca de palabras sombrías.
- Palabras robadas.
- Pero los besos son míos.
- Sacate la máscara. No te rías de mi.

Gotitas de amor

Gotitas de amor saladitas sobre tu ropa. las manos se abrazan. Mi cara sobre tu pecho. El corazòn, todo tuyo me habla. Llueve afuera y mi cara se moja. El sueter, la lluvia te moja. Dejame sentir la lluvia. Susurro mientras reímos.

lunes, 21 de abril de 2014

Historias de amor

Las más bellas historias de amor. Ahora, en tu casa. Ahora disponibles para todxs. Se te cuelan por todos lados, en los libros, en el televisor, en todos los programas, en todas las radios, en internet. Se te meten por los bolsillos, por las orejas, por los ojos, la boca y te taladran los dientes mientras te se te trepan por las uñas de los pies y te toman de los tobillos, te acarician la punta de los dedos, te agarran de la cola, te dan besos en los muslos, te apretan la espalda y el corazón ahí, latiendo contra tu pecho, frente a tus ojos, sobre tu pija, sobre tu concha, bajo tus tetas, detrás de tu oreja se acerca latiendo pero ya está. Es demasiado tarde ya, para hablar de amor. Te tiene como una bestia entre sus garras y comillos comido ¡Deborado! Lo único que queda de vos es un "chau", un botón y un "te quiero", triste y frío ahí, en el piso junto a tu ropa. No sos más nada, ya. No otra cosa. Ahora. Tiempo real. No sos más que eso que quisiste. ¡Que te quiso! ¡Que te quiere! ¿Te quiere? Sí, te adora. Antes y ahora. Para siempre. Grito. ¡Y esperanza! Verde, azul, rojo, rosa, pasión. Tan ella y tan vos. Tan él y tan vos. Tan ahora y siempre amantes, novios, tan poco marido y mujer, señor y señora. Tan cálido el sentimiento. Tan "te veo y no te suelto". No es una despedida es un "me voy por un ratito" y el abrazo se sostiene y se prolonga y... adiviná... no me quiero ir de tu casa. No te quiero dejar. Chupemos frío juntos, apretemos en cada lugar, que nos echen de las catedrales, que nos corran de los locales... asustemos a las viejas, asustemos a tu hermano. Asustémonos juntos de querernos tanto. Disfrutemos el asombro, la complicidad, las caricias en el auto, molestemos al que está en el medio. ¡Que nos importa! Seamos chanchos, guarros. Seamos, estemos. ¡Estemos juntos! Acá, ahora, ya. Sin miedos, sin asiedad, sin deberes... como pibitos jugando, jugando juntos.

domingo, 20 de abril de 2014

Perderte

¡Pero que ganas tengo de robarte el aliento! Agitado, extraño con tu corazón tan a juego, tan nerviosa y yo tan tranquilo, entregado a vos. Que ganas de robarte el aliento y ese susto pequeño cuando te toco las orejas. Quiero fundirme con vos. Tengo que olvidarte. Exalarte.

miércoles, 16 de abril de 2014

domingo, 13 de abril de 2014

Crear verdad

Acción tras acción
buscando cambiar de
afectación, niveles, imágenes
por dentro todo fluye.
Tirando tirantes los dientes,
oposición de agua y ángeles.

Energías diferentes condensadas.
Habitar el aquí y ahora, puro presente.
Dejar libre la perola
desplegar el cuerpo energético.
Concentrar
los tentáculos en sus ojos
dejar caer el miedo, abrazar, correr
saltar y caer.
Reconstrucción.

Toda decisión, todo es acción.
¿Podés usar lo que no podés ver?
Contestame con corazón.

Porque esto no es mentir...
es mucho más complicado,
porque esto es crear verdad.

ABC

Oh señor Morel...
Bioy Olmi, tu hijo prodigioso
corretea en pelotas en telefé
persiguiendo perdones.
No diga nada más,
deje de repetirse.

Looooooop Loop.
Looooooop Lup.

Moneditas de cristal, ojitos
de gato, gargantas desagarradas.
Guitarras infelices
cuerdas flojas, patitas enclenques.
Vidas suspendidas.

Deje de repetirme.
Déjeme en paz.

Sosten maquinalmente
mi deseo y conciencia.
Dejame caer al abismo.
Morel. Déjame caer al abismo.

martes, 8 de abril de 2014

Hoy

Me suena el pecho.
Ahora.
Sé que debo darte unas palabras,
se desprenderá mi aliento y caricias en tu pecho.

No me importa ya más nada,
que entregarme en tus mañanas.
Ser ese que te acompaña
compartir y cantar.

Cuando dejo de pensar como bruja
ni corazón no hay de callar

domingo, 6 de abril de 2014

Oráculo de Ferrum

Creo que me habla el baño.
No todo el tiempo. Es todo un ritual. Comienza temprano por la mañana, me levanto a las seis de la mañana. El despertador me acomete el sueño y yo a tientas acometo a mi cuerpo para levantarme. Cuando lo consigo entonces paso a ducharme, luego desayunar. Me voy.
Entreno, ensayo o hablo. Quiero decir que soy productivo. Me voy.
Hago un rato de sobrino, nieto, primo... hago un rato. Pocas palabras. Siesta. Despertar con menos trabas. Café con leche tibio, casi frío en la mesa de la sala iluminada naranja fresca apestada triste, sombría. Me falta el aire. Tomo el café con leche. Me voy.
Ahora puedo hacer varias cosas... a veces vuelvo a veces no... casi nunca vuelvo. Paro. Paro por ahí, en la casa de alguien, soy como un vago. Paro.
Pienso en ella, en ella como alguien universal, como el amor en general. No. ¡Mentira, mentira, mentira! Pienso en ella. No me gusta pensar en ella, no me hace bien pero así y todo pienso en ella, tal vez sea el componente mágico. Me acuesto a veces en un colchón compartido, otras sobre alguna manta. En ocasiones en una bolsa que... explicame por qué, te juro que no lo entiendo, pero la mayoría de las veces aparezco durmiendo con el cierre de la bolsa bajo... un frío.
Así entre la vigilia y el sueño por unos segundos el baño me habla... ¡No para un segundo! Es verdad que no le comprendo ni la mitad, pero el insiste. Como un oráculo de agua no se detiene su murmullo de cuerito flojo.

No es extraño, es su hacer habitual. Extraño es que siempre diga lo mismo. Entre gota y gota se deslizan las húmedas palabras. Palabras mágicas, secretas, ocultas y acuosas.

- Tuq tuq tuq Ol.. tuq tuq ...vid tuq ...o.

Santa Catalina

Entra en al prostíbulo de la santa catalina.Las putas de santa catalina. Entra, cowboy. Vestido para matar, arreando las vacas, arreando su vida. Las chicas esperan, la hora para matar, cansadas de ser vacas. Las mujeres son vacas de exhibición en este país. Somos hombres y nos gusta ver, fantasear. Es una época de fantaseo, de mostrar y no morder, de no jugarse. EL cowboy entra, es un tonto, pura acción... vacía. Tienen las manos temblorosas, porque no sabe disimular el miedo. Entrega un flor, blanca, una flor temerosa que se regenera en el ojal.
De ahí las manos que se regenera en los brazos de las mujeres para tomar otra vez, para volverse otra vez bestias. Tracción a sangre va la raza.
Las muchachas se regeneran una vez más en su virginidad otra vez la faena empieza. Carne de exportación, y la santa de todas las putas Santa Catalina de la buena verga. Ni la concha le dejaron a la santa.No, porque la iglesia es machista.

Santa Catalina que estás en los telos
santificado sea tu orto
vengan a nosotros tus tetas
así como nosotros nos pajeamos pensando en ellas
háganse tus orgasmos con mil vergas tiesas.

Santa Catalina mamadora feroz
venga a nosotros tu concha
para mojarnos los dedos.

Santa Catalina de la buena verga
Háganse tus petes de puta en celo
tomate toda mi leche.

Amén.

El ruido de los besos

Ella y él. De pie, distantes. Se arma el tango, la velocidad, el movimiento es imperceptible. El tango suena de fondo, la música se detiene en su punto más alto y el bailongo se produce, el abrazo cerrado. Dan unos pasos y la música retorna un tango que se torna un ir y venir de cuerpos, que se superponen por todos lados. Caen tendidos en el suelo. Un beso, otro beso. Se incorporan besándose. Mucha cercanía, y la distancia se agranda y los besos se vuelven más lentos e imperceptibles, más lejanos. El último beso y lento, ella abre los ojos. Se escapa de la situación. Él se separa.

- Vos sos mi sol... luz de luna. [CORTE] Al carajo. Nunca sabrás respetar claro como lo hacés sino sabés pensar... es una confesión de un tarado a una histérica. Me traés, me jugás, me montás y el tiempo se mueve desde los pies hasta la cabeza sin nada que decir. Precipitando el semen al piso...
Por más que pienso todo el tiempo y el sentido, un sentido orgánico y vital que no encuentra una razón absoluta, precariamente despreciada de lugar a otro. La música se vuelve placer cuando te encuentro vestida a punto de partir. Pero andate de una vez y no vuelvas más, no quiero ver más tu pelo rubio, pelirrojo, moreno. No Quiero sentir sobre mis manos tu largo pelo, tu pelo corto, tus ojos café, tus ojos azules me tornan paranoico.
La música, te juro, se me escapa de las manos el tango mejor, el que nunca tuve el que siempre fui. Perro y figurante de una historia que me es ajena. Porque el muchacho cocainó, se la mandó toda por la napia...
EL pibe se perdió en una botella, se quemó con sal, esa, la tuya. Caían de tus tetas, esas tetas enormes y adoradas por todos los hombres. Mostrame la concha, mi amor, quiero besartela. Quiero ser tuyo.
La tormenta se cae, me empapa los párpados, las mejillas, la boca seca. Seca de besos, de saliva y palabras inteligentes. Tu silencio es un cuchillo.

- Hey. Yo. Nunca. Te. Quise. Ni. Siquiera. Me. Importaste. Cómo puede ser... nunca te jugaste. ¿Querés que te de un beso de amor? Las alas se abren una sola vez y el cielo te atrapa. Y si un genio te iluminara verías que sos sólo polvo en el viento y negrura en mi noche.
|Un. Placer. Insondable. Me. Acomete. Día. A. Día. Secreto. Para. Vos.
Y si el tiempo hablase no podrías escuchar semejante reto. Sería imposible para vos, alternarte en luz.
Basta. De. Lenguaje. Poético. Por. Una. Vez. En. Tu. Vida. Escuchá. EL. Gancho. Te. Cortó. En. Dos.