viernes, 12 de diciembre de 2014

Celos

Y cómo no sentir celos. Del abismo, de lo que te engulle, de la permanencia. Celos de aquello sobre lo que reposás, aquello que acaricias.
Celos y envía. Me carcomen. Hundido en la negrura espesa que me rompe los huesos.
Sé que no es sano. Pasará.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Carta a Gera y Juan Pablo

Hay que bajar la autoexigencia. Darse cuenta de que siempre habrá otra oportunidad, sin embargo dejar todo, el intento de hacer todo lo que puede y no hay otra forma de hacerlo que estar presente. Estar acá, en este momento con éste compañero.
Don Juan habla de ser impecable. La impecabilidad del guerrero (o del actor) es hacer lo máximo posible, sin que después uno se cuestione o se diga "podría haberlo hecho mejor" o "hago lo mejor que puedo". Es complejo actuar... hay que estar pendiente de muchas cosas y cuando pasás por una situación difícil con tus compañeros se vuelve peor.
Yo digo que uno tiene que tener sus puntos donde apoyarse, el texto, la partitura, algún momento que te guste mucho, tus compañero. Tu compañero. ¿Y si está lejos? ¿Y Si está en otra situación?
De alguna forma está ahí con vos, y lo podés buscar con los ojos en un furtivo acto de compañía.

Toda esta perorata para derciles que lo que hicieron ayer fue un acto de poder, fue una batalla y salieron vivos. No se cuestionen, es difícil, pero no imposible. Hay otra chance hoy, habrá otra gente hoy. Combatan a la cosa barata, a la cosa simplona de hacerse el lindo y la necesidad del mimo - que todo tenemos - y haganlo por ustedes mismos.

Ayer le dije a Gera que me parecieron parejas las actuaciones, digo que se logró una obra. Sin embargo hubo algunos problemas técnicos que me hicieron disfrutar menos de la obra: como la dirección del aire (muchas veces las voces se escuchaban como gomosas sobre todo en partes poco seguras), la saturación de las voces (los gritos pelados, acá creo que falló la intención), algunos ruidos de los zapatos (pero el piso de la sala es una verga). En lo personal MUCHO texto lo que hace que la concentración se vaya por momentos porque es tanto en tan poco tiempo que no se alcanza a bajar todo eso al cuerpo (con cabeza, como totalidad) y ver donde te pega, qué verdaderamente querés hacer con eso, qué querés contar propio, personalmente, con ese texto, con esa situación.
Personalmente... personalmente. Personalmente me gustaron mucho ustedes dos, no puedo ser objetivo - es un invento de la clase alta - pero me gustó verlos puestos, verlos ahí, jugando. Los vi juntos y estaban tan lejos! Esta noche traten de respirar un poco más, de enraizarse y de elevarse. Conectense el uno con el otro y jueguen, no dejen de jugar.

PD: Les escribo esto porque quiero darles algo, un poquito, de lo mucho que me dieron. Creo que los actos magníficos de los guerreros están en las cosas pequeñas, en esos actos de amistad.
Me da un poco de vergüenza porque me vieron actuar y nada... uno falla, yo fallo, la cago no estoy siempre alerta pero bueno... saber que el otro es humano, que es un par, un compañero para mi es lo mejor... "este me dice esto pero mirá lo que le pasó acá" y sí... esas cosas me pasan por la cabeza, hay que desecharlas!!! jajajaja
Lo más importante que tenemos los brujos es el intento, intentar romper el tiempo, quebrar la realidad cotidiana para generar una realidad alternativa donde eso que te ofrezco, que te comparto, que te doy con algo de violencia - porque nadie acepta todo por las buenas - se consolide y como el sexo, el amor, y el aire pase y siga su curso.
Los quiero mucho.

lunes, 24 de noviembre de 2014

Quizás sea todos

Me pasa seguido, cuando miro las fotos y no hay uno solo.
Esa montaña de ojos que miran y aquella catarata de sonrisas.
Me pasa seguido. No saber cuál de todas esas almas soy.
Quizás sea todas.

- A veces miraba las fotos y no sabía cual de todos era.

¿Qué te pasa con los ojos?

¿Qué te pasa con los ojos?
Rostros si nada.
Simples narices.
Simples bocas
inexpresivas.
¿Qué te pasa con los ojos?
¿Te deben?
¿Te roban?
Decime, hermano, que te han quitado;
en qué te ayudo.
¿Qué puedo darte?

Están por todos lados...
acorralándote.
En las sillas, en las paredes, en los gatos,
en los pájaros, en las viejas del pasillo
en la pecera sobre los peces.

Sentado. Mirando, con cautela. Detenimiento.
Sentado, mirando fotos.
Fotos sin ojos. Planos
detalles.
Planos. Simples pezones. Ojos rancios,
fijos. Viejos.
Un hombre y su perro. Una mujer con su hija.
Una pareja. Yo. Sin ojos. Yo, mirándome a mi mismo a través del papel. Me miro.
Me miro doblemente, desde un tiempo anterior y desde el presente.
¿Cómo iba a saber que iba a mirarme cuando me tomaron la foto?

Las fotos. Ahora. Cuatro pedazos.
Nadie mira más nada.

¿Qué te pasa con ojos hermano Beckett que los omites en tus películas?


domingo, 16 de noviembre de 2014

Respirar es

Respirar es dejar entrar y dejar salir.
Respirar es entender que es necesario, vital. Cíclico.
Respirar es no aferrarse, entender que es un momento, en el que algo nuevo nos llena, nos modifica, y que nosotros también modificamos a eso que nos llega.
Respirar es entender que nunca nada es igual.

Confesión / Recapitulación / Deseo

Si hay algo constante, eterno es el cambio. No creo que haya otra cosa más que cambios en esta vida y lo que permanece es simplemente eso.
Hoy, mañana... tal vez mañana no esté, tal vez no estés y solo me acompañe tu recuerdo, las caricias, los recuerdos. Me cambiaste, te cambié. Como nada permanece y todo cambia cada palabra, cada mirada, cara mimo, cada respiración compartida entre el silencio me cambió.
Un gran cambio un tu vida, pero un pasito más no es gran cosa y sin embargo es monumental ¿no?
Laburo, dejar los nidos jaja, ser más independiente no dejar de soñar pero bajar un toque, ensuciarse, desilusionarse. Disfrutar del tiempo libre, valorarlo un poco más. ¡Cuántos cambios, mi sol!
También yo cambié, también yo tengo miedo y tiemblo en secreto y me paralizo un poco, pero bueno... ponele que es una cámara hiperlenta y que sigo en movimiento, a fuera puede que no se note pero dentro todo va a mil, vibra, ríe y llora con amor y un poco de amargura, sí... no falta nada.
Voy a extrañarte mucho, creo que ya te extraño... eso es ansiedad jajaja. Espero soltar un poco eso.

Después de toda la locura, después de morderme los labios, las ganas, después de tanta angustia, de las risas, de los porros, de las charlas, de las discusiones, de mis caras de culo, de tu histeria, de tu control, de mis celos, de mis enojos, de mi rabia, de mis planteos necios, de mis miedos, de los tuyos, de los nuestros, después de la música, de los besos, de los abrazos, de los mimos, de las pajas, de las estrellas, después de la luna única y nuestra. Después de todo y nada.
Nunca estuve así por nadie, mal que me pese y disfrute. "Es que nunca tropecé con una mujer como ustéd" y un hombre decente no puede hacer lo que hago yo, un hombre enamorado, que te agranda, que te achica, te teme y te idolatra. A veces te bajo jajaja.

Después de tanto tan intenso, tanto vértigo de verdad, creeme, que sé que tenés razón que no es el momento para estar con vos, no sé porque insisto tanto pero en parte me alegra haberlo hecho, por otro lado lo padecí. Aprendí tanto con vos, corazón. De la forma buena y de la mala. Tanto gracias a vos, a pesar de vos y con vos. Espero haberte dado algo yo también.
Sé que tenés razón, que te idealicé, que tal vez no seas vos - esto te lo respeto pero no sé... - que este no es el momento, tal vez nunca sea el momento. No sé si te acordás pero una vez me dijeron que sos mi compañera y que no estoy listo para estar con vos, quizás nunca lo esté, no sé. No quiero que esto sea una carta de amor, de frustración, un pedido de perdón.
En parte confesión, en parte recapitulación.
Muchas veces intenté correr, huir de vos, creo que era sólo un llamado de atención. Perdoname por eso, pero es la desesperación.
Deseo volver a meterme en tu cama, a sacarte la ropa, morderte las tetas, tocarte, chuparte hasta que me acabes en la boca, escuchar tu respiración agitada, tus mimos, sentir tu mano en mi verga, que me abraces con tu boca, con tus piernas, morderte el cuello, que una vez me permitas estar con vos con calma y confianza. Sé que tuve el momento, sé que me ganó el miedo... creo que te ganó el miedo también ¿a qué? No sé.
Te repito que no sé porque te sigo insistiendo, tal vez tengo ganas de que te enojes conmigo, que me mandes a la mierda, que me cortes la cara entonces así no tener que preocuparme tanto. Esto lo pienso ahora, mañana  ¿Releerás la carta? ¿Mañana existiré todavía en tu corazón? ¿Y vos en el mío?
Creo / Espero / Deseo: que sí, que nos volvamos a encontrar, mejores que ahora, más adultos, más niños, más valientes, mejores, más sanos.

Confesión / Recapitulación / Deseo

Deseo. Cuanto se repite esa palabra, cuanta fantasía mal cortada que me corta, que me achicharra a cabeza y el corazón. Estoy aprendiendo a respirar, a exhalar el deseo, a respirar el presente, a sentir tu perfume ahora y contener las ganas de darte un beso, a dejarlo de lado un poco. Porque para mi sos mi amiga, pero también una mujer LIBRE. No voy a pasar por alto que te gusta el control, pero todos tenemos algo que combatir.

Mañana, cuando ya no sea este día de pileta, parrilla, amigos y un corte de pelo. ¿Qué será mañana de vos?
Te voy a recordar mirando la luna, cortando flores para que te acompañen. Voy a acordarme de tu perfume, de tu piel, de tu laburo como actriz a mi lado, de la mujer a la que amé como un torbellino, como una tormenta refrescante y tremebunda.

Porque conmigo sos un todo, el Aleph. A partir de una letra se me caen las demás y me quedo mudo, con las ganas, la ansiedad, el temor. ¡Como me hacés reír! no nos olvidemos de eso. Puedo estar gris hoy, deshilachándome hoy, pero sé que el camino tiene corazón.

Espero que nuestros caminos se vuelvan a cruzar alguna vez. Creo que nunca se dejarán de tocar.
Mi vaquita, libre, loquita, sol de luna. Te deseo el bien, un buen viaje. Amor y luz nunca te va a faltar, alegría menos.
Respirá.
Respiraré.
Respiro.
Tu aire, el mío.
La lunita nos unirá y sino una piedrita,
Que no son dos. Es una.
Una solita.
Bailá, vaquita.

Luz de luna. Sonrisa.
Te amo.

16.11.2014

sábado, 18 de octubre de 2014

Bajándome de un proyecto

Hoy no voy.  No me siento motivado, no entiendo para donde va el proyecto, qué pretendemos hacer con eso.  Hay cosas que me interesan de la propuesta la parte plástica el armado escenográfico por parte nuestra y cómo se aborda ese lugar, como se rompen las situaciones, la forma de improvisar sobre determinados temas. Son elementos en los cuales quiero profundizar y que por fuera del espacio noto que los aplico, pero adentro es mucha información, mucha vuelta y vuelta y no pararme en nada hace que no sepa para donde ir. Somos novatos en nuestros roles, queremos saber y necesitamos la confianza del otro. Confiar, tener fé de que eso va a funcionar. La verdad es que me sorprendí mucho y le di mucha importancia a las devoluciones de la muestra, comprobé que lo que uno propone es interesante pero que la lectura lo define, por lo menos para el espectador es definitiva. Me quedo con eso y otras cosas, no estoy abandonando el grupo pero no quiero seguir como actor en este proyecto en particular porque no me siento que esté disponible para tener esa confianza en eso a lo que querés llegar. Tengo mi búsqueda personal muy fuerte y al no poder materializarla en otro lado estaría intentando hacerlo en ese espacio y no serviría de nada. Sería una batalla de poder, lo que se dio pero de lo que ahora soy consciente. No quiero eso para nosotros prefiero tener un lugar pasivo en el cual ayudar donde y ver como me decanta toda la información que junté en este tiempo.
Me parece que es lo correcto porque de hacerlo de mala gana, hacerlo sin ánimos se nota y hace un buen trecho que se me viene notando. No quiero tener una mala relación con vos. Este laburo es tan personal y pasional que sino estás con uno sos su enemigo y no quiero eso, para nada. Quiero estar bien con vos y que aunemos nuestros saberes e inquietudes en un mismo sentido y que no nos pisotemos mutuamente, creo que ese es un error bastante común en el arte y la verdad es que hay que luchar contra los que no quieren arte.
A nadie le importa el arte en realidad, mucho menos el teatro, las inquietudes, sólo a los que lo hacemos y yo tengo deseos de hacerlo y hacerlo para mi, para compartirlo, no para los halagos.
En fin.... me fui mucho de tema jajaja pero nada puede que sea cobarde esta forma, a mi me sirve para pensar en frío y no andar aclarando o quedándome pensando. También para bajar la agresión, no hablo y cuando hablo soy agresivo sin razón, porque no encuentro la forma correcta de argumentar y voy al cuello. Lo peor es que la mayoría de las veces no quiero eso sino todo lo contrario pero busco provocar... a veces sirve otras veces está de más y lo menos es más.

jueves, 16 de octubre de 2014

Es extraño

Es extraño que eso que no podemos nombrar se mezcle con el agua de la ducha. Aun más extraño y confuso es que ya no tenga cuerpo y que sea una más o todas esas gotas cayendo infitamente desde esa catarata desgajada. Golpéando y volviendo a caer una y otra vez.
Sin proponermelo me vuelvo cuerpo nuevamente, cuerpo mojado, tirado, alejado de mi mismo y mi historia en años luz. Soy aquel que fui, que injurió a una mujer que no conocía. Soy otro nuevo que paga las culpas de un otro viejo que no tiene memoria. Soy ese al que una mujer le teme en ocaciones, con el que se desquita golpeando. Pero él, ese, el otro, yo aun sin saber el porque lo padece.

Sonrisas

Tinta electrónica cae sobre papes electrónicos, recordando sonrisas reales.

Recuerdo los poemas leídos entre el humo del porro que nos facilitaba la risa. Los planes, las plantas, la observación de los detalles, del arte, de los objetos inútiles de diseño.
Recuerdo el deseo agazapado, la respiración agitada, los besos negados, el rechazo directo.
Recuerdo la culpa por rechazarme, el mimo, nuestras lágrimas, tus sabores, tus gemidos, tu cara de sexo, tu cara de deseo, tus insultos sutiles, tus daños pequeños que me mortificaron.
Recuerdo a Girondo, a la música, mis planes para abordarte, tu corazón en mi pecho, el teatro, las máscaras, las clases, el sueño, tu piel suave. Tu perfume con cigarrillo, recuerdo tu cuerpo en mis manos, recuerdo el árbol que vimos respirar.
Recuerdo tantas cosas que no tengo ganas de soltar.

Tratado para un recuerdo

Me pregunto si alguna vez recordaré todo esto que escribo. Recordaré que se lo escribí a una tal Maira, a una amiga que amé, con quien compartí tanto. Ahora tengo miedo que lo lea, de que se vuelva demasiado público... el fracaso en público es doblemente humillante.
Pero es así no sé si quiero perderlo o dejarlo en mi por siempre...
¿A qué te podés acostumbrar?
Nos acostumbramos a todo, la memoria se va adaptando, hermano. ¿Te acordás de Marianela? Hace mucho tiempo que la superaste, que dejaste el recuerdo tranquilo, curaste las herías... no con tanta maestría pero están mejor. Heridas autoinflijidas.
Acordate también de Letizia, que te hizo tanto bien, que cojieron como animales porque ella no te ponía freno, que te dio mucho cariño. Sí, que me dió. A mi, no soy otro.
Marina que no se entregó porque te leyó, es tan fácil leer a otro cuando está desnudo a tu lado.
Aprendí muchas cosas tantas que no creo poder verbalizarlas: no lastimes, no tomes poder sobre quien te quiere y no quieras evitarle el dolor porque lo vas a lastimar peor.

Adiós y buen viaje.

Somnolencia

El tigre es ojos sin secreto, una verdad ahogada en el cuello.
Seguiría durmiendo, creeme. No sé qué estoy haciendo.
Tal vez y sólo tal vez agonía y esperanza sean sinónimos.
Sé que tus ojos son sinónimos de sueño. Quizás por eso quiera seguir durmiendo... porque están allí conmigo sin estar y sin que tu presencia me duela.
Tu cuerpo de ensueño todavía no lo he creado, tan sólo en fantasías. Pero fue, se voló como hojas marchitas... no se van. Se amontonan como los deseos en un rincón del cuarto.
Desarrollé un placer especial por dormir con piedras sobre el cuerpo, no te confundas, no es una tumba. Las piedras se calientan con mi calor. Me siento menos solo.
Dormir, dormir. Somnolencia. Seguiría durmiendo, creeme, para no pensar en vos, para no dedicarte estas pocas pero copiosas palabras.
Siento perfume a jazmín. No hay ninguno.
No sé que hago en casa, no sé si elijo bien... no sé como ser determinante con mi decisión. Dormí como diez horas y seguiría.
Narcosis eterna ¡Que ganas! Me tiemblan las manos de sólo pensarlo, me tiemblan los ojos, se me caen los párpados y salgo volando como flecha a ese paraiso de verde, a ese rincón de los abrazos donde un cuerpo tuyo me aplasta, me sonríe, se deja caer pesado sobre mi. No es una piedra, es una montaña. Me respira en el cuello, el perfume y el sudor se confunden y esta vez no me punzás con frases dañinas y ésta vez no tengo miedo de tocarte, de fallarte, de hablarte.
Un paraíso con gusto a frutilla y flores marchitas llenas de color, como tributos a sus escalones, a sus círculos de piedra.
Una madrugada bailaste sobre mi premonitoriamente, para no caerme en la oscuridad helada del cuerpo me aferré a tus tetas, a tu boca. No pude sostenerme por siempre... caí a eso de las cinco de la mañana.
Vida acopiada en un rincón de mi, que no puedo sortear.

Agua.
Arena.
Puente.

Ahora los párpados cáen y vienen con un susurro gentil y mortificador: La esperanza es el peor de los males.

miércoles, 15 de octubre de 2014

El cuerpo está aquí - Foucault

"... Hacer el amor implica sentir que el cuerpo propio se cierra sobre si mismo, que por fin se existe fuera de toda utopía, con toda la densidad de uno entre las manos del otro: bajo los dedos del otro que te recorren, tu cuerpo adquiere una existencia; contra los labios del otro tus labios devienen sensibles; delante de sus ojos entrecerrados tu rostro adquiere una certidumbre, y hay por fin una mirada para ver tus pupilas cerradas. Al igual que el espejo y que la muerte, el amor también apacigua la utopía de tu cuerpo, la acalla, la calma, la encierra en algo asi como una caja que después sella y clausura ; es por esto que el amor es tan cercano pariente de la ilusión del espejo y de la amenaza de la muerte. Y si a pesar de esas dos peligrosas figuras nos gusta tanto hacer el amor es porque, cuando se hace el amor, el cuerpo está aquí."
Michel Foucault

No puedo ser tu amigo

Sin percatarme de que forma exacta, camino. Voy andando por una calle que creo conocer. Conchilla y tierra algún árbol lindando la casa que está a mi derecha. ¿Qué hay delante? ¿Qué hay detrás?
Una casa a mi derecha.
Parece un caracol, o mejor dicho las paredes que anteceden a las rejas de entrada tienen la forma de la proporción aurea. El suelo una vez que se cruza es de baldosas blancas. Las paredes abiertas, que encierran la casa, se abren dos veces: una de las aberturas es grande, como si fuese un garage y la otra es más pequeña. Me acerco y veo que la casa tiene rejas verdes, que tiene una ventana muy llamativa, parece acogedora, tiene plantas con flores rojas en macetas, tiene un pequeño porche con un pequeño camino, un perro y un tigre. Los guardianes.
Me acerco más y esquivo una copa de vino tinto que está en medio de la abertura grande. Ahora, me encuentro en ese punto intermedio entre las rejas del paredón caracol. El tigre me mira, ni bien ni mal. Me mira. Me impresiona, se hace respetar. El perro está al lado, a su izquierda, es negrito flaco, parece de la calle.
No me atrevo a acercarme más a la reja, algo me rechaza, o no me deja entrar. Siento esa fuerza magnética, ese fluir invisible. Quiero salir y la copa de vino no me lo permite. Sé que no puedo tocarla. Parece enorme, del tamaño de un niño, es una presencia viva. La fuerza invisible se hace cada vez más notoria, no puedo salir. Soy consciente de mi estado de somnolencia. Sé que no puedo despertar. NECESITO despertar.
Entre insultos y zamarreos despierto. La vela está ahí y continúa ardiendo.

lunes, 29 de septiembre de 2014

Anatografía

Anatografía

Revela el estudio que esta islacuerpo cuenta con uno punto sesentayocho mil kilómetros de longitud. Desconozco todavía su ancho. Calculo que estará al rededor de los mil kilómetros y tanto. Así mismo desconozco si es simétrica o su forma exacta.
Muta.
Curioso es que la superficie es lisa, tersa, suave. Puntos, manchas. Líneas aparecen dependiendo de la luz.
El aguaaire va vor dentro. Rocahuesos estructura cubierta de carnetierra. Monte cubierto vegetapubis.
Plantas, bosquesdebello.
Cuevaboca.
Cuevaculo.
Oveliscopene. Puntos de referencia.

Continúo mi travesía.

Carne-tierra

Salí, lo juro con la más extrema cautela.
Nadie me ha visto. Ni siquiera lo han intuido. No está lejos de aquí.
A unos dos o tres kilómetros río-sangre arriba el experimento se encuentra concluido.
La carne-tierra lo ha soportado bien.
Esta mañana o ayer salí precavidamente. Sé que nadie me ha visto porque con mucho trabajo avancé unos pocos metros en varias horas. Creo que la isla-cuerpo está deshabitada, excepto por mí, pero no dejo de ser precavido.
Trepé por los acantilados hasta alcanzar la cima de los huesos cubierto de hojas verdes y húmedas. Desde lejos pueden haber visto una mata que rodaba. Nadie sabrá nunca jamás la ubicación exacta.
Pero como sabés, como sé, siempre hay un ojo vigilante: Dios.
Dios es un pájaro.
En cuanto alcancé la cima de la montaña me despojé de las hojas las oculté velozmente  devolviéndolas con sus hermanas. Me dispuse a entrar en la boca-cueva.
El grito me heló. Sentí - supe - que todo mi plan estaba condenado. Viralmente el mundo entero conocería mi secreto.
El grito no cesaba.
Dios no paraba de cantar, gritar, martillarme los huesos y el cerebro diciendo una y otra vez sin cansarse:
Teví-teví-teví-teví-teví-teví-teví.
Pasaron muchos días, tal vez años. No tiene principio ni fin. No sé si funciona. He reusado a continuar con el experimento hasta poder callar al pájaro.
La solución simple y sencilla mas endemoniadamente tortuosa: algo que no se utiliza no existe.
Continúo la cacería pues esta es una lucha mortal de la que sólo saldrá victorioso uno. El hombre o Dios.
Hacé tu apuesta.

domingo, 24 de agosto de 2014

Otra confesión

Estoy tan triste. Ronda por mi pecho desde hace unos días. Anhelo, deseo de caricias.De Palabras, de besos. Buscame. Por qué me cuesta tanto disfrutar? Relajarme y que sea. Por qué cuesta tanto ser... por qué no me llamás y te acostás al lado mio, maira.
Voy a hacerme el tonto y fingir que sos única, perfecta y la compañera ideal.
Levanto una muralla, me cubro el corazón y sigo.
Quisiera hablarte sin miedo, pedirte mimos sin miedo. Me da vueltas en la cabeza la idea del control... miedo. Me gana. No quiero entregarme a ese juego de poder. Ya estoy vencido.
No me importa que sea ella u otra. La quiero conocer y que se de... lo necesito.
Pienso en la muerte, el sui...
En el dolor, el estancamiento que hay en mi casa. En lo que no hablamos y en lo que me acomodo y no juego.
El domingo fui a la casa de M. y vi a sus hermanos y a sumadre jugando mucho, riéndo mucho, hablando mucho. Fue fuerte para mi, muy hermoso.
Obviamente no se lo comenté. Obviamente no le digo que tengo ganas de que me acaricie hoy, ayer.
Obviamente es miedo. no le pregunto si me odioa cuando me acerco. Cuando la beso.
Lo sospecho, fabulo. Me quedo con esto antes de no tener nada. EL miedo es una gran cosa... me frena.
Sé que mi relación sería más fluida sino tuviese tanto... temor. Sé que ella es una excusa en este momento, ella es mi compañera... es mi deseo. No te sientas mal o fatigado de que vuelva a ella. Apreder es duro. Vivir un amor es respeto cariño y compartir. Compartirse todo.

Confiar, confiar, confiar.

En mi
En mi
En mi
En mi

viernes, 8 de agosto de 2014

Si pudiera

Si pudiera tomar todo y no lo dejo
si pudiera tomar todo y no lo suelto
si pudiera tomar todo y no lo lloro
si pudiera tomar todo y no lo discuto
si pudiera tomar todo y no lo sufro
si pudiera tomar todo y no lo repito
si pudiera tomar todo y no lo acaparo
si pudiera tomar todo y no lo abstengo
si pudiera tomar todo y no lo amo
si pudiera tomar todo y no lo proyecto
si pudiera tomar todo y no lo muestro
si pudiera tomar todo y no lo acicalo
si pudiera tomar todo y no lo deformo
si pudiera tomar todo y no lo transformo
si pudiera tomar todo y no lo permuto
si pudiera tomar todo y no lo Necesito
si pudiera tomar todo y no lo evito
si pudiera tomar todo y no lo gasto
si pudiera tomar todo y no lo amputo
si pudiera tomar todo y no lo corto
si pudiera tomar todo y no lo incauto
si pudiera tomar todo y no lo odio
si pudiera tomar todo y no lo niego

A esos tipos

A esos tipos

que tosen en los teatros
que no se quitan los ojos
que no muerden cuando comen
que son todo sin ser nada
que no son
que no mienten
que no engañan
que no viven.
que.

A esos tipos
de guantes blancos
de figura fría
de tenues colores
de flores en ojales
de sombreros inexistentes
de pálida sonrisa
de boca fruncida
de zapatillas caras
de zapatos lustrosos
de uñas cortadas
de uñas cuchillos
de manos sin dedos
de.

A esos tipos
contra el fuego
contra el agua
contra la tierra
contra el aire
contra el amor
contra.

A esos tipos
nada dicen
nada callan
nada aman
nada sienten
nada tocan
nada besan
nada beben
nada piensan
nada viven
nada.

A esos tipos
les deseo la muerte, el ardor de boca, el mal gusto. El beso imperfecto.
A esos tipos
no les perdono ni la tilde que se llevan, ni el puñal en la espalda.
A esos tipos
los quiero muertos. No, no los quiero ni muertos
ni vivos
ni ausentes
porque ya son ausencia.

jueves, 7 de agosto de 2014

Cuando amé de verdad

Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene nombre… autoestima.

Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es… autenticidad.

Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama… madurez.


Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, solo para alcanzar aquello que deseo, aún sabiendo que no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada. Hoy sé que el nombre de eso es… respeto.

Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama… amor hacia uno mismo.

Cuando me amé de verdad, dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. Hoy sé, que eso es… simplicidad.

Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y, con eso, erré muchas menos veces. Así descubrí la… humildad.

Cuando me amé de verdad, desistí de quedar reviviendo el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama… plenitud.

Cuando me amé de verdad, comprendí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. Pero cuando yo la coloco al servicio de mi corazón, es una valiosa aliada. Y esto es… saber vivir!

No debemos tener miedo de cuestionarnos… Hasta los planetas chocan y del caos nacen las estrellas.

Charles Chaplin.

lunes, 4 de agosto de 2014

Tratado para un amor

El control

No hay control, relajate. Delegá. El amor es un controlar sin control. Es estar y ser. Estar tranquilo, estar con el otro y así ser amado y amante.

EL pasado

Todo pasado es anterior, todo pasado nos hace y nosotros hacemos con eso.
Nunca vamos a recuperar un amor viejo, el nuevo amor será diferente, no me vana a dar lo mismo, todo va a ser diferente. Nosotros mismos cambiamos, nuestros amigos cambian... nada permanece, todo se mueve.
Por el pasado nosotros tenemos problemas, deseos inconclusos, traumas. No busquemos repetir, busquemos algo nuevo. La seguridad es miedo. Arriesgate temblando, pero arriesgate.

Estar

¿Querés que me vaya? ¿Querés que me quede?
Son dos preguntas muy distintas... pedime que me quede por algo venís, por algo te quedás, por algo querés esto. Es una decisión, es una acción. Decidimos todo el tiempo, aun cuando no lo consideremos.
Somos todo decisión.
Quedate conmigo, es mi decisión. Acercarme fue mi decisión. Amarte, quererte así es consecuencia, el resto es decisión.

Yo no soy ese

Yo no soy ese, el otro aquel. Tu mejor amor, tu peor enemigo.
Soy otro distinto, ni mejor ni peor. Distinto.
Abrite a la experiencia, sino no te mezcles conmigo, no te metas conmigo. Pero si lo hacés... tomate el tiempo, respirá. Pero quedate. Un poco de fé, mucho amor, confiemos de a poco es difícil pero no imposible.

Lo que tomamos de otros

Siempre aprendemos, tomamos, robamos, nos mimetizamos. En cosas buenas, en cosas malas... Lo malo son los traumas, lo bueno son los recuerdos, las vivencias, los latiguillos verbales, los tics, los chistes, las caricias, todo.
Realcemos lo bueno, lo positivo, lo que me hace fuerte y luchemos contra lo que me debilita, contra los miedos. Paso a paso, pero hacia adelante, hacia adentro, yendo cada vez un paso más cerca al centro de la elipse. Hacia el centro del corazón.

Los permisos

Los permisos que no me doy. Las ganas que tengo y que contengo por miedo. Todo eso retrasa. Todo eso bloquea, crea una coraza que no te deja respirar, en el peor de los casos. La respiración es estar, el disfrute, el habitar el momento. En el caso más leve es el no disfrute el estar mirando medio de afuera la situación.

Temor al dolor

Temor a hacer doler al otro a lastimarlo. Eso temores frenan las acciones y los miedos se vuelven promesas autocumplidas. Es así... cuando no querés lastimar a alguien y no accionas acorde al deseo, al compartir y te guardás, escatimás o mostrás que querés pero hasta ahí. En ese punto justo es cuando tus miedos se vuelven realidad, vos los volvés así evitando; es como el "no te preocupes. Pre-ocupate" es lo mismo hacé para conseguir lo que querés no hagás para evitar lo que no querés.


La sonrisa

No atraemos con miedo, con tristeza. Atraemos con alegría. Buscamos alegría.




¿Qué aprenderemos después?

jueves, 31 de julio de 2014

Realischisme

Digamos que se funde
digamos que se desparrama
digamos que eso duele
sí, sí, sí.
Digamos que el mundo es un ajedrez
que hay un Dios detrás de Dios.

¿Cómo podemos jugar con nuestro aire
y no cantar?
¿Escuchaste el último chiste?
Un chisme de realidad.

Mintiéndome frente a un espejo,
agua por todos lados.
Sí, dale que sí.

Ahora tengo una piedra en la mano
y el vidrio me sonríe.
Deforme, grita una y otra vez.
Alucinando.

¿Era eso real?
¿Si alguien me hubiese visto?
¿Se reiría de mí?

sábado, 19 de julio de 2014

Multiorgásmicolor

Multiorgásmicolor
Ojos brillando a través
penumbra, todo ok.
Rojo sueter adios!
Adios a todo lo que separa
piel con piel.

jueves, 17 de julio de 2014

Humo

Amante.
T
I
E
M
P
O
Humo
                      humo
                                              humo.

Nada.
Nadie.
Todos.
Juntos.
Despacito.
Acomodándonos.
Tango.
Baile.
Fuego lento.
Mordete los labios.

Colección.
E
S
P
A
C
I
O
Despacito.
Solitario.
Caminando.
Frío.
Calles.
Humedad.
Luz.
Reflejo.
Suelo.
Sueldo.
Inexistencia.
Corporalidad.
Mientes.
Mentes.
Humillaciones.
Besos.
Siniestros.
Humo
                      humo
                                              humo.
Sabés.
Canto.
Cántaro.
Pájaros.
Manos.
Piedra.
Círculo.
Manos.
Juntas.
Tiempo.
Iglesia.
Cristo.
Resistencia.
Indiferencia.
Rejas.
Bolsos.
Explociones.
Confesiones.
Recuerdos.
Dolores.
Pesares.
Tontos
                      tontos
                                              tontos.

Tan poco tontos otros otros.
Nosostros.
Humo
                      humo
                                              humo.

Continuadito

Ánimo animal noctámbulo desdibujándote entre cortinas de humo y que hacer volverte un más, contornearte los ojos de cristal. No pierdas el tiempo.
Verbo ludópata sinsentido amante perfecto consonante crocante cortesana toca puerta a puerta la mañana punto.
A parte. Aparte de los días me corren por las venas poemas. Versos interminables puntos comas separaciones sustanciales de inverdad.

Hoy y estar

Tanto como yo vos estás acá
esperando, espantapájaros
jubilaciones taciturnas horas desperdiciadas entre textos.
Incombustibles rincones de recuerdo, situaciones tragicómicas.
La catarsis no es una opción viable entre comunistas.
Morite sin nada más que decir que risa.

Siempre me creí el listo, el astuto
para despertarme en un hora de lisiados.
Confesiones para el ser entre cáscaras de mandarina recién comida,
comida la vida recién empieza.

Considerando tu sabor, el amargo de la saliva que me regalás en cada escena.
Tengo menos miedo de verte.
Tengo menos miedo de cantar, de compartir con vos.
No me hacés mal siempre y cuando no tenga que reprimirme.

Continuar la melodía cuando sé que todo lo anterior
era una excusa para admitir un beso tierno, sincero
en las escalinatas de una iglesia.

Ojonubes

Considerame... en tus sueños.

Soltá, dejalo ir. Abrime las manos,
mostrame los pájaros que hay entre tus dedos.
Cortando poesías.
Ojonubes cantos precipitados.
Compartiendo chamanes panes callados desmanes
miradas que se cruzan, las manos
dicen más de lo que agarran.
Más del calor que dan.
Más que manos sueños.

Cantame, intento.
Intento intento estar
las letras se me pierden.

Ahogándose en tu saliva las palabras
se le me diluyen. Tímido, tonto
beso.

Tiempo, uno, único escapatoria ¡No!
Los pájaros vuelan más allá del vuelo.
Más allá del cielo, del aire.
¡Pura vibración!

El aire no impide el canto.
Vuelcate volcate toda sobre mi.
Metafísicamente hablando, tornate fuego.
Tornate y canta con ave,
al anochecer. Puro sueño, puro amor.
Puro fuego conocimiento interior.

lunes, 30 de junio de 2014

Buscame

Buscame. No tengo pies. Anotaciones para un dios. Imperfecto. Hiperlexo. Hipertexto. Textual sensual sexual. Tan vos tan yo. Tal cual. Rimas. Rotos espejos. El ensayo se posterga. Hace frio. La fabriquera cerrada. El pie se congela el grito se ampara el pecho se marchita y vos donde estas muchachita que no me estas encontrando?

Ahhh perdon me olvidaba que estaba haciendo... un papelon. Señorita se imagina al filo de la aurora el cuentro cruel con carta y sordina de la lejania y el ferpume sin partes?

sábado, 28 de junio de 2014

Ensayando héroe

Bailando brillando mugiendo fingiendo enmudeciendo tras rojos ojos
frutos besos de esos que se evaporan cariño vespertino.
Construiste un monte de camisas coronando tu pecho
los ojos el sol que no enceguece
que brinda un gesto tierno, claro, como la luz.
Rastro inmemorial.
Bailando acribillando insultos con. Se presta la confusión las manos se doblan con dolor.
En el fondo resplandece sonrisa.
Somos ciegos al dolor.
Arrebato de coraje y cuello en los besos.
Tajo, incisión, hendidura. Tan sólo quería mimarte.
Se acaba el cuento con el frío que nos rompe los huesos en abrazo de cristal.
El colectivo te arrastra, te saca de mi vista... y pensar que por un instante te odié.

Sé que te olvidaré, pero por ahora seguí bailando.

domingo, 22 de junio de 2014

Lloramos

Lloré en tu espalda, lloraste en mi espalda.

Y sabés

Arrancar el cuerpo de la paja cósmica mental cristal toma discreción todos tus muertos son soles y anaranjados los ojos el humo atontador el azúcar de tu mirada me diabetiza el cerebro, la rima es mala la intención... vaya a saber que tiempo está detrás de tus dedos y el fuego que se concreta en espigas volar es una opción.
Bailando con tu cabeza en las nubes veo un mundo inexperto en mis nudos, me ahorco y no puedo encontrar más que el deseo puro de tocar tu boca con mi boca beso a beso perderme.
Y sabés.
Que no te lo podés permitir tenes miedo de huir de herir, de saltear la verdura, de llorarme en la espalda.
Tonto agradecido por aprender junto a vos, por vos, a pesar de vos.
Todo esto es un te quiero y no otra cosa... pero el deseo tan fuerte me transforma se me escapan las garras de día en día más tonto y con menos tiempo.
Y sabés.
Sin amnistía ver no puedo porque no son ms ojos, sino los tuyos los que me interesan.
Y sabés.

domingo, 8 de junio de 2014

Arrepulgadas

Imagen inicial la primera y única totalmente rota.
¿Rota?
Vivir malgastar ajada gruyere. Fatigados ojos
colorados envenenados secos.
Detención...
no.
Innecesario amor.
Detención,
detención,
no.
Conejo blanco que no corre sin reloj absorbido por el papel las letras chillan.
Símbolos de perpetuación ¿Cuál es el original?
Dices tú.
No, vos.
Dices tú.
No, vos.
Vos.
Vos.
Vos.
Siempre reemplazando el sujeto. Tu.
Vos.
Arrima rimas cimas empepadas empapadas empapeladas arrugadas amaestradas pulgas y empanadas.

Obsesionador

¿Sueñan las nubes con estrellas?
Axiomas y membranas plasmándose detrás de besos bosques rubios los rizos ojos que se tocan
no sabemos cómo.
Se tocan se descolocan, bocas. Llenas de besos inmóviles.
Llenas colmadas.
Y mi corazón...
Sigue empeñado, empeñado ahí en esa boca, en esa boca surcada. Mar y movimiento sinónimos
antónimos tu boca y la mía.
Clara pueril obsesión. Obsesionador nos obsesionas nos apasionas, nos ilusionas.
A mi, que soy todo y nada.
¡Luz!
A penas una nube en el cielo eterno de un espacio.
Te debo la atmósfera.

¿Soeñaremos alguna vez con estrellas?
Si no tenemos ojos ni calor finalmente se consumen los soles.

Té verde

Té verde y deditos. Pulcros, putitos, pequeños truhanes, Juanes y panes.
Rima inútil.
Desesperada.
Imitación.
Acción, reacción, muerte y figura tristeza acorralada.
Tus pechos son mi esperanza.
Fuerza celestial, poco carnal.
Deseo.
Placer te ruego.

Té verde pasitas fuego lento, encarnación.
Acción, reacción filo cromado cogote llanto de luna.
Sin estrellas alunado estrellado medio loco melancólico, puré de papas.
Las letras son sonidos.
Los ojos no lo saben.
Dame un golpe y me abro de par en par desde el techo arriba, más arriba
por sobre los pelitos, las puntas de los rizos.
Siempre se me va, una letra más allá del punto. A
Ante cabe bajo con contra desde
Té verde y deditos todos juntos, en montoncito haciendo así.

Azules dibujos flores fondo blanco. Taza.
Transa boca con boca las manos ahí, apretando, como fundiéndose.
Inferior labio mordido es un juego para espectadores.
Cartas marcadas palos impares.
Mandate al mazo manchado bajo sauces y poderes inmortales y consonantes.
Yuxtapuesto el buey carne canela; clanes sicilianos, tantos tampoco tanos
onditas gotas gorditas colores sin. Valores todos.

Se te ve partir corazoncitos y el azúcar se cae por los párpados.
¡Que bajeza!
¡Infinita!
¡Tristeza!
Niña que reza, madre no... no llores carbones rojos puros caballeros angurrientos agujeros
solos, despreciados, inhumanos mansos zapallos.

Té verde y vos con tu sonrisa clavada acá...
un poco más arriba...
clavada acá...
acá, clavada.
En mi.

Ojos de risa

Partite los ojos de risa,
corazones de tiza. Mar sin ceniza
blanca atañada, enclaustrada
Enmarañada.
Roja fulminante idiotizante
mirada perdida extraviada y cortejante.
No puedo dormir.
Mano con mano hundidas en el pecho,
libre amalgamado celeste dulce caramelo
intento de huida sonrisa suicida
dedos violetas.
Cae o cayó el agüita limpia,
clara, clarita húmeda despejada
luna por siempre y más.
Partite los ojos de risa.
Corazones ceniza. Mar con tiza.
Blanca enclaustrada, enmarañada
atañada.
Idiotizante fulminante roja
perdida cortejante extraviada y mirada
Dormir puedo no.
Hundidas con mano en pecho el mano,
amalgamado celeste libre caramelo dulce.
Suicida de intento huida sonrisa
violetas dedos.
Cayó o el agüita limpia cae,
clarita, húmeda despejada clara
Más por siempre y luna.
Partite los ojos de risa.

lunes, 26 de mayo de 2014

Revisión

Tenía imágenes en los dedos y fuego en el bolsillo.
En la fiesta quebraron los ojos. Arrasado invierno.
La bufanda cansada se abrazaba en manos tartamudas
me hacen despertar.
Sin soltar. Alucinación. El beso directo al cuello.
Ella.
Esperame afuera y seamos dos. Y el dinamarqués bailó conmigo y cantó para mi corazón.
Colombia e Italia rieron y me entrenaron en el arte del viento.
Abrí la puerta, el corazón lleno, no pude susurrar su nombre. ¿Cuál era aquél?
Después metida de patas, perdí las dos en el pozo de la estupidez.
Y vos sin querer te olvidaste mi corazón en el bolsillo.
Entre monedas y pelusas naufragó, ese pirata feroz.
Extrañamente lo encontré un año después lloraba y reía a la vez.
El humo es otro aliado. No me pidas fuego
se me cayó memoria y fotos viejas.

Ahora el alcohol se hace difícil de pasar; escupo el chicle y me pongo a silbar
la melodía de tu cajón. Alguna vez fue verdad.
Vos sabés y me dejaste entrar, no perdiste el tiempo.
Sé muchas cosas, no te pido perdón. Ahora.

Glendo

Y nosotros que nos creíamos porongas por correr y saltar. Se nos cayó el techo. Acá estoy tocando mi trompeta en la oscuridad sin mentir. ¿Pero qué vas a hacer esta noche?
Se prenden las cortinas y el funeral espera que le prendan velas. El tráfico se para antes de encenderse.
Los cigarrillos se ríen de vos y te fuman. Pulmones. Cáncer, demás enfermedades te consumen sin pagar impuestos.
Parado con tus zapatitos de mocasín... ¿qué estás mirando esta noche?
Si no se te caen los ojos, considerate un afortunado. Llegó el otoño a domarte las paredes de cristales.
Vas a ver que bien estoy, cuando la barreta te coma los dientes.

Palo santo

Hablablemos de eso, contame.
No lo nombres.
Acopio de alusiones.
Ayer soñé con vos. Juntos serpenteamos las mantas y dialogamos sin hablar.
Me hubiese gustado hacer el amor, pero ya estaba hecho. ¿Querés reinventarlo?
Contame: Como hoy creo en el ayer.  Cuánto tiempo pasó desde que sé contar de dos en dos.
Un gato cayó sobre los ojos. Se vio y se asustó. Saltar y caer son tareas de brujos. Soltar y caer, es otro truco.
Ella, amiga y misterio a la vez. Molestado al tiempo que se esconde con humo, las ojeras no cuentan y mienten otra vez. La niebla tapó al invierno.
Ella miente con fuego y piel.
Primero y segundo, mujer de un hombre y mujer de todas las mujeres. Tanto calor aquí y no me puedo quedar sin decirte que el adiós se va. Dejate dar un último beso. Uno de verdad. Dentro de un par, quizás más nos encontramos y saludamos como amigos.
Sonrisa con sombrilla.

domingo, 18 de mayo de 2014

Recuerdo de la infancia

Todo era nieve. Cuando digo nieve es blanco, frío, un frío que te hace temblar, tanta nieve que te castañetean los dientes y no podés parar... como cuando iba a tomar el colectivo a las seis de la mañana con mi vieja. Ese frío y ese blanco pero ahora no caminado sino detenido, detenido como sentado ante ese blanco paisaje de... ¿Bariloche? Puede ser.
El brazo contra el de mi abuela. Sólo recuerdo su voz, a penas puedo construir su cara de entonces, ahora arrugas, ahora pequeña antes no sé.
Sentado, volando sobre la nieve pregnancia verde de pinos. Volando mientras la vieja, la viejita que tanto quiero entre risas me mese la silla.

viernes, 2 de mayo de 2014

Marukami-Sama



Tus ojos son distintos a los míos.
Lo que perciben es diferente,
Brillante, puro y tierno...
Kokoro de acero.

Me pregunto si alguna vez podré darte algo tan bonito como lo que vos me das.
Sigamos viviendo, sigamos compartiendo, sigamos dibujando tan bonito como nuestros sueños.
Marukami-Sama, mi One-Chan, arigato.

lunes, 28 de abril de 2014

Busca bocas

- Quisiera... ser tornillo y vos tuerca... asì te enrosco.

Esquiva ella, la estocada. Brazos y piernas. Buscando su cabeza con las manos, el cowboy va...
Preparando para salir desde instinto. Busca bocas.

- Quisiera ser...
- Yo soy... eco.
- Eco en tus ojos.
- Piedras en tus bolsillos.

Ella es toda y es única. Paisana y muerte. Frío despertar de relójes combatientes. Bailando juntos en la distancia, saben que son uno. O dos.

- Quisiera ser... el que toca tu pelo.
- Yo soy... soy luna.
- Luna cambiante.
- Agua en tu ojos.

Ella continúa esquivando golpeando, él se mutila el alma en trecientas partes. Una más ruda que la anterior. Apoya la cabeza sobre su pecho, los brazos como un ave, ella de pie haciendo frente. Él levanta su cabeza.

- Quisiera ser...
- Yo soy... boca.
- Quisiera ser la sombra de tus labios para estar siempre en tu boca.
- Gotitas de amor...
- ¡Basta, se acabó! Quiero estar dentro de tu boca, ser tu cepillo de dientes, tu dentista, un insulto... Una persona despreciable, alguien que te traicionó, que robaba la plata de tu mesita de noche y se la bebía en tugurios de mala muerte, que te engañó, aquel al que diariamente insultas y que logró lo que quería: estar de una puta vez en tu boca, como un moretón, como una baba, como un insulto, como una sombra... que llena tu boca de palabras sombrías.
- Palabras robadas.
- Pero los besos son míos.
- Sacate la máscara. No te rías de mi.

Gotitas de amor

Gotitas de amor saladitas sobre tu ropa. las manos se abrazan. Mi cara sobre tu pecho. El corazòn, todo tuyo me habla. Llueve afuera y mi cara se moja. El sueter, la lluvia te moja. Dejame sentir la lluvia. Susurro mientras reímos.

lunes, 21 de abril de 2014

Historias de amor

Las más bellas historias de amor. Ahora, en tu casa. Ahora disponibles para todxs. Se te cuelan por todos lados, en los libros, en el televisor, en todos los programas, en todas las radios, en internet. Se te meten por los bolsillos, por las orejas, por los ojos, la boca y te taladran los dientes mientras te se te trepan por las uñas de los pies y te toman de los tobillos, te acarician la punta de los dedos, te agarran de la cola, te dan besos en los muslos, te apretan la espalda y el corazón ahí, latiendo contra tu pecho, frente a tus ojos, sobre tu pija, sobre tu concha, bajo tus tetas, detrás de tu oreja se acerca latiendo pero ya está. Es demasiado tarde ya, para hablar de amor. Te tiene como una bestia entre sus garras y comillos comido ¡Deborado! Lo único que queda de vos es un "chau", un botón y un "te quiero", triste y frío ahí, en el piso junto a tu ropa. No sos más nada, ya. No otra cosa. Ahora. Tiempo real. No sos más que eso que quisiste. ¡Que te quiso! ¡Que te quiere! ¿Te quiere? Sí, te adora. Antes y ahora. Para siempre. Grito. ¡Y esperanza! Verde, azul, rojo, rosa, pasión. Tan ella y tan vos. Tan él y tan vos. Tan ahora y siempre amantes, novios, tan poco marido y mujer, señor y señora. Tan cálido el sentimiento. Tan "te veo y no te suelto". No es una despedida es un "me voy por un ratito" y el abrazo se sostiene y se prolonga y... adiviná... no me quiero ir de tu casa. No te quiero dejar. Chupemos frío juntos, apretemos en cada lugar, que nos echen de las catedrales, que nos corran de los locales... asustemos a las viejas, asustemos a tu hermano. Asustémonos juntos de querernos tanto. Disfrutemos el asombro, la complicidad, las caricias en el auto, molestemos al que está en el medio. ¡Que nos importa! Seamos chanchos, guarros. Seamos, estemos. ¡Estemos juntos! Acá, ahora, ya. Sin miedos, sin asiedad, sin deberes... como pibitos jugando, jugando juntos.

domingo, 20 de abril de 2014

Perderte

¡Pero que ganas tengo de robarte el aliento! Agitado, extraño con tu corazón tan a juego, tan nerviosa y yo tan tranquilo, entregado a vos. Que ganas de robarte el aliento y ese susto pequeño cuando te toco las orejas. Quiero fundirme con vos. Tengo que olvidarte. Exalarte.

miércoles, 16 de abril de 2014

domingo, 13 de abril de 2014

Crear verdad

Acción tras acción
buscando cambiar de
afectación, niveles, imágenes
por dentro todo fluye.
Tirando tirantes los dientes,
oposición de agua y ángeles.

Energías diferentes condensadas.
Habitar el aquí y ahora, puro presente.
Dejar libre la perola
desplegar el cuerpo energético.
Concentrar
los tentáculos en sus ojos
dejar caer el miedo, abrazar, correr
saltar y caer.
Reconstrucción.

Toda decisión, todo es acción.
¿Podés usar lo que no podés ver?
Contestame con corazón.

Porque esto no es mentir...
es mucho más complicado,
porque esto es crear verdad.

ABC

Oh señor Morel...
Bioy Olmi, tu hijo prodigioso
corretea en pelotas en telefé
persiguiendo perdones.
No diga nada más,
deje de repetirse.

Looooooop Loop.
Looooooop Lup.

Moneditas de cristal, ojitos
de gato, gargantas desagarradas.
Guitarras infelices
cuerdas flojas, patitas enclenques.
Vidas suspendidas.

Deje de repetirme.
Déjeme en paz.

Sosten maquinalmente
mi deseo y conciencia.
Dejame caer al abismo.
Morel. Déjame caer al abismo.

martes, 8 de abril de 2014

Hoy

Me suena el pecho.
Ahora.
Sé que debo darte unas palabras,
se desprenderá mi aliento y caricias en tu pecho.

No me importa ya más nada,
que entregarme en tus mañanas.
Ser ese que te acompaña
compartir y cantar.

Cuando dejo de pensar como bruja
ni corazón no hay de callar

domingo, 6 de abril de 2014

Oráculo de Ferrum

Creo que me habla el baño.
No todo el tiempo. Es todo un ritual. Comienza temprano por la mañana, me levanto a las seis de la mañana. El despertador me acomete el sueño y yo a tientas acometo a mi cuerpo para levantarme. Cuando lo consigo entonces paso a ducharme, luego desayunar. Me voy.
Entreno, ensayo o hablo. Quiero decir que soy productivo. Me voy.
Hago un rato de sobrino, nieto, primo... hago un rato. Pocas palabras. Siesta. Despertar con menos trabas. Café con leche tibio, casi frío en la mesa de la sala iluminada naranja fresca apestada triste, sombría. Me falta el aire. Tomo el café con leche. Me voy.
Ahora puedo hacer varias cosas... a veces vuelvo a veces no... casi nunca vuelvo. Paro. Paro por ahí, en la casa de alguien, soy como un vago. Paro.
Pienso en ella, en ella como alguien universal, como el amor en general. No. ¡Mentira, mentira, mentira! Pienso en ella. No me gusta pensar en ella, no me hace bien pero así y todo pienso en ella, tal vez sea el componente mágico. Me acuesto a veces en un colchón compartido, otras sobre alguna manta. En ocasiones en una bolsa que... explicame por qué, te juro que no lo entiendo, pero la mayoría de las veces aparezco durmiendo con el cierre de la bolsa bajo... un frío.
Así entre la vigilia y el sueño por unos segundos el baño me habla... ¡No para un segundo! Es verdad que no le comprendo ni la mitad, pero el insiste. Como un oráculo de agua no se detiene su murmullo de cuerito flojo.

No es extraño, es su hacer habitual. Extraño es que siempre diga lo mismo. Entre gota y gota se deslizan las húmedas palabras. Palabras mágicas, secretas, ocultas y acuosas.

- Tuq tuq tuq Ol.. tuq tuq ...vid tuq ...o.

Santa Catalina

Entra en al prostíbulo de la santa catalina.Las putas de santa catalina. Entra, cowboy. Vestido para matar, arreando las vacas, arreando su vida. Las chicas esperan, la hora para matar, cansadas de ser vacas. Las mujeres son vacas de exhibición en este país. Somos hombres y nos gusta ver, fantasear. Es una época de fantaseo, de mostrar y no morder, de no jugarse. EL cowboy entra, es un tonto, pura acción... vacía. Tienen las manos temblorosas, porque no sabe disimular el miedo. Entrega un flor, blanca, una flor temerosa que se regenera en el ojal.
De ahí las manos que se regenera en los brazos de las mujeres para tomar otra vez, para volverse otra vez bestias. Tracción a sangre va la raza.
Las muchachas se regeneran una vez más en su virginidad otra vez la faena empieza. Carne de exportación, y la santa de todas las putas Santa Catalina de la buena verga. Ni la concha le dejaron a la santa.No, porque la iglesia es machista.

Santa Catalina que estás en los telos
santificado sea tu orto
vengan a nosotros tus tetas
así como nosotros nos pajeamos pensando en ellas
háganse tus orgasmos con mil vergas tiesas.

Santa Catalina mamadora feroz
venga a nosotros tu concha
para mojarnos los dedos.

Santa Catalina de la buena verga
Háganse tus petes de puta en celo
tomate toda mi leche.

Amén.

El ruido de los besos

Ella y él. De pie, distantes. Se arma el tango, la velocidad, el movimiento es imperceptible. El tango suena de fondo, la música se detiene en su punto más alto y el bailongo se produce, el abrazo cerrado. Dan unos pasos y la música retorna un tango que se torna un ir y venir de cuerpos, que se superponen por todos lados. Caen tendidos en el suelo. Un beso, otro beso. Se incorporan besándose. Mucha cercanía, y la distancia se agranda y los besos se vuelven más lentos e imperceptibles, más lejanos. El último beso y lento, ella abre los ojos. Se escapa de la situación. Él se separa.

- Vos sos mi sol... luz de luna. [CORTE] Al carajo. Nunca sabrás respetar claro como lo hacés sino sabés pensar... es una confesión de un tarado a una histérica. Me traés, me jugás, me montás y el tiempo se mueve desde los pies hasta la cabeza sin nada que decir. Precipitando el semen al piso...
Por más que pienso todo el tiempo y el sentido, un sentido orgánico y vital que no encuentra una razón absoluta, precariamente despreciada de lugar a otro. La música se vuelve placer cuando te encuentro vestida a punto de partir. Pero andate de una vez y no vuelvas más, no quiero ver más tu pelo rubio, pelirrojo, moreno. No Quiero sentir sobre mis manos tu largo pelo, tu pelo corto, tus ojos café, tus ojos azules me tornan paranoico.
La música, te juro, se me escapa de las manos el tango mejor, el que nunca tuve el que siempre fui. Perro y figurante de una historia que me es ajena. Porque el muchacho cocainó, se la mandó toda por la napia...
EL pibe se perdió en una botella, se quemó con sal, esa, la tuya. Caían de tus tetas, esas tetas enormes y adoradas por todos los hombres. Mostrame la concha, mi amor, quiero besartela. Quiero ser tuyo.
La tormenta se cae, me empapa los párpados, las mejillas, la boca seca. Seca de besos, de saliva y palabras inteligentes. Tu silencio es un cuchillo.

- Hey. Yo. Nunca. Te. Quise. Ni. Siquiera. Me. Importaste. Cómo puede ser... nunca te jugaste. ¿Querés que te de un beso de amor? Las alas se abren una sola vez y el cielo te atrapa. Y si un genio te iluminara verías que sos sólo polvo en el viento y negrura en mi noche.
|Un. Placer. Insondable. Me. Acomete. Día. A. Día. Secreto. Para. Vos.
Y si el tiempo hablase no podrías escuchar semejante reto. Sería imposible para vos, alternarte en luz.
Basta. De. Lenguaje. Poético. Por. Una. Vez. En. Tu. Vida. Escuchá. EL. Gancho. Te. Cortó. En. Dos.

sábado, 15 de marzo de 2014

lunes, 10 de febrero de 2014

El Julio C

Soñé que se me caían las hojas. ¡Basta de chinos colorados, mis manos no dan abasto a tanta agua! Raro, enrarecido viento y tu tan pulmón negro. Un cáncer aletargado musitando esperanza sobre tu almohada, entre mis dedos y mi sueño particular.
Tendidos sobre la cama y hacia la nada de repente como un trueno, como un todo abrimos nuestros ojos y la voz del café con leche no suena. Los ojos que untan las tostadas ni caseras, ni doradas. Así, cerrados y cansados sin entrega, ni recuerdos, despertar así de un sueño donde se me caían las hojas y no era árbol, no era vida, no era nada más que un sueño.