lunes, 16 de diciembre de 2013

Secreto de aquel día

Una taza me reveló un secreto verde y azul: Sé feliz.
¿Cómo? - le pregunté -
Nada me respondió, pero dos cucharadas de azucar serán suficientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario