lunes, 16 de diciembre de 2013

La taza de Nostradamus

Es curioso como llegan las imágenes y los recuerdos.
Es curioso como ayer fui otro. Es extraño como los errores pesan. Es curioso, extraño, curioso como la inexperiencia recae como agüita que no sacía la sed.
Más extraño todavía es que las tazas tengan mensajes. Que los mensajes sean en español y que alguna vez alguien te llene la taza y te la entregue. Es extrañísimo que tu seas argentino, que sepas español y que aun (todavía me tiene absorto) sepas leer y entiendas ese mensaje secreto oculto atrás la leche blanca, que no piensa porque no tiene conciencia pero de seguro que tendría menos dilemas a la hora de interpretar el mesaje.
Verde y azul y extraño y curioso y simple: sé feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario