miércoles, 27 de noviembre de 2013

Dibujame una mujer

Dibujame una mujer con los ojos grandes
con la boca viva,
dibujame una mujer que no se vaya,
que no me de un poco de cariño y se retire avergonzada de su avaricia.

sábado, 23 de noviembre de 2013

Diario del exilio

Exiliado de tu patria a ras del sueño.
Exiliado del improvisado abrazo, sentir el corazón ajeno
en el propio pecho.
Respirando nada el cuerpo se quema añorando.

--
Oscura lengua.

Estación palomar

PASAN LAS ESTACIONES, LOS SUEÑOS MADURAN Y CAEN CULPA DE UN CUERPO INERTE INCAPAZ DE TOMARLOS. CAEN SOBRE NUESTRAS RAÍCES ALIMENTÁNDONOS DEL MISMO SUEÑO CON EL MISMO GUSTO, UNA Y OTRA VEZ.

EL ÁRBOL SE CANSA, SE AGOTA, SE ALIMENTA DEL FRUTO PODRIDO.

ES COMO VIVIR ESPERANDO EL FRACASO ANTICIPADO DE UNA NUEVA ESTACIÓN.

ENTONCES ME PREGUNTO: ¿SOÑAMOS MÁS DE LO QUE CAMINAMOS?

NO DIGO QUE NO ECHEMOS RAÍCES, DIGO QUE CAMINEMOS SEMBRANDO.

ME REFIERO A QUE SI TENEMOS QUE RESIGNARNOS AL PASO DEL TIEMPO
ES MEJOR QUE NOS AGARRE COSECHANDO Y NO VIENDO MORIR EL SUEÑO.

PRIMERO CON NUESTRAS MANOS, DESPUÉS, CONFIANDO EN MANOS AJENAS.
COMPARTIENDO CADA PASO.
AYER FUE MI MADRE, HOY SON USTEDES.

¿APRENDEMOS A CAMINAR JUNTOS Y SOMOS TAN EGOÍSTAS DE SOÑAR SOLOS?

¿DE QUE SIRVE MADURAR MUCHOS FRUTOS Y TENER SOLO DOS MANOS?

QUIERO COMPARTIR MIS PASOS Y ACOMPAÑAR LOS SUYOS.

QUIERO QUE IMAGINEN QUE SON ÁRBOLES DE UNA ESPECIE ÚNICA
QUE SE JUNTAN PARA COMPARTIR LOS MISMOS SUEÑOS, PARA ALIMENTARSE DE LOS MISMOS FRUTOS, MOVIÉNDOSE JUNTOS.

PORQUE LA VERDADERA FELICIDAD, SIN DUDA, ES COMPARTIDA.

COMO LA BELLEZA DE VER JUNTOS LAS GAVIOTAS COMPARTIR UN VUELO,
SOBRE LAS OLAS DE LA MAR.-

Yo, Ronald



Un poco de amor y todo cambiaría más sonrisas habría y menos corchazos impactarían. Ese que soy a veces, ese que apenas ve, que pierde su cabeza, ese que apenas respira, que es golpeado, ultrajado, violado, insultado, escupido, colgado. Siempre, pero siempre se levanta a pesar de que le falte aire, de estar con 40 grados de calor, de recibir duros golpes, de no tener amor.

La sonrisa dibujada, las acciones imprecisas. Agotado de intentar... el ánimo del guerrero me envuelve el nagual me llama y respondo el llamado con abandono y control. Pasada la hora mágica... los golpes duelen, pero más daño me hace todo lo que me falta.

Bajar el cierre, liberarse y que junto con calor se escurra el poder, volver a la mortalidad y que el aire fresco ingrese y con él las miradas frías. No importa que te haya gustado o no, a mi me gusta hacerlo, lo hago por mi. Pero, duele, que no aceptes mi regalo, mi entrega.

Empapada la ropa en el suelo, teñida de riesgo (porque es riesgo te guste o no) se moja un poquito más y no por las deficientes cañerías del Argentino, sino por la angustia en forma de lágrimas. Salgo, pero ya no tengo la cabeza ni la sonrisa dibujada.

Ya.

Ya no tengo nada.

Los amigos, camaradas y compañeros igual de rotos, igual de incompletos me reciben en sus corazones. Poesía es pura vida, poesía es puro amor.

Equivocarse es aprender de la forma más dolorosa.

lunes, 4 de noviembre de 2013

Para Lucas

Recoger las piedritas brillantes del camino.
La vida es un campo verde, adornado con oro,
mientras las olas nos baten de aquí para allá.
Arremolinando pensamientos con sonrisas.
Pensando con acciones un cuenco por cuore se llena
a tu lado.
Sobre las tablas, bajo de ellas florece mi amistad,
con ese hombre, ese actor... un tal Lucas, el espíritu del juego.
Libertad encontraremos caminando juntos, mi amigo.

viernes, 1 de noviembre de 2013

Agradecimientos

Mis ojos son ahora iluminados por tu sonrisa de
estrellas. Errores hay siempre...
Ralos aciertos. Juego con mis dedos
jugando con el miedo que frena mi acción...

Valentía triunfa al final, mucho fuego
mucho por conocer.
Siendo tan distinta, no puedo hacer menos que 
conocer.

Me pregunto si será verdad que todo el fuego es para mi,
que tal vez sea yo una chispa más.
Bien o mal estoy haciendo... sorprendiéndome con ustedes.
Singular y plural, las palabras nos confunden.

Abandonando el gris de ojos que pasaron y
dejaron cicatrices con fuego de frío.
Volviéndome luz, junto a vos...
Ella, él, ellos. No más que un nosotros.