domingo, 7 de julio de 2013

Richard III

Negra alma, te presiento como la niebla que desciende, lenta, por la noche. Espíritu vengatigo de escoleosis castigo ven hasta mi mano, fría por el beso de la media noche mortal.
Sobre la cabeza de los rojos ojos de odio yase la corona. Ven a mi, ánima cruel de Ricardo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario