viernes, 12 de julio de 2013

Desperdiciando el imsomnio

Dando vueltas entre sábanas y cobijas.
Dando vueltas entre pensamientos y besos imaginarios.
El malestar en la garganta fue atroz. Abiertos los ojos, encendidas las luces y el expectorante a tiro.
Luego. Luego, bebí la dosis.
El sabor de las cosas... y las pesadillas adornadas con las ilustraciones de las mil y una noches.
La lengua hizo un extraño sonido, metálico cuando se despegó del paladar, lo supe. No fue la única revelación... estoy enamorado.
¿Acaso es tan grave?

Desperdiciando el imsomnio. Me hago luz en tus ojos, juego a que me vuelvo parte de tu mar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario