viernes, 12 de julio de 2013

Confesión 3/4

De color azul profundo.
Torpes mis manos, torpes mis ojos. Reacciones.
Palabras que se caen al pestañar. Volviendote luz,
apenas puedo sobrevivir a tu deseo.
Sin obstáculos, me asustás.
Mi piel se pone fría cuando te veo.
Ni siquiera puedo oir lo que pienso, me extingo en tu energía aromado de flores.
Pequeñas flores blancas, tu sonrisa, tu perfume... pequeñas flores blancas.

Mar, profunda, enterna. Azul al extremo.
Inenarrable, la única forma de conocerte es viviéndote.
Intento emplear palabras cuando te quiero ver... infinita.
Puro amor.

Busco saber todo de ti, misterio...
Busco perdiéndome en tu inmensidad, mar.
Teñirme de ese azul, tan profundo, tan fuerte y tan indomable.

A la vista las advertencias gritonas de profundidad. Eficacia falaz.

*No tengo las palabras todavía para escribirte algo tan bonito como yo quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario