miércoles, 12 de junio de 2013

Eros

Mójame los labios; más que eso, ahoga mi lengua con tu miel, que se sepa viva sólo por tus espasmos.
Mi deseo: agasajarte como eros encarnada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario