domingo, 26 de mayo de 2013

Terrorismo


Algunas veces tengo frío.
Las fibras musculares pierden su eutonía
los ojos cerrados, vivos, cansados.
y algo dentro de ese cuerpo, a dos dedos del corazón
se siente pequeño y oscuro en ese lugar inmenso que es el mundo.

Efímero.
Distancia que gana el sueño, sus caballos los mejores
melancolía uno, tristeza el otro
la cuadriga dirigida por la fría razón.

Inherente poesía angustia.
Músculos como fideos pasados, en manos agenas.
Saber que hoy le temo a tu recuerdo, sentirme un perverso
que jugó con una mujer ausente. Cuerpo es terror.
Sexo es terror. Amor es terror.

¿Era yo el terrorista?

No hay comentarios:

Publicar un comentario