miércoles, 24 de abril de 2013

El gran grito


Cuerda que tira.
Cuerda amarrada, perforada al sacro. Elástica tirante.
La espina resiste pero la voluntad no.
El texto fluye. Musicalidad orgánica, organicidad controlada.

El objetivo es llegar a un lugar. Las propiedades del suelo lo impiden.
La voz se eleva, escapa el aire fusionado...
Lejos muy lejos...
La cuerda casi rompe los huesos, imposible arribar.

Un grito, sordo inhumano, desgarrador. Sonido animal
El pecho se desagarra al hablar, accionando con la voz
el animal aparece.

Resquebrajase la carne, los huesos, la tensión en la espalda.
Resignación, aire que escapa bajo control.
Comprensión total. Unidad.

Nunca escuché una voz semejante. No supe hasta ese momento que yo era ese, que podía hacer eso... no sabía y no sé ahora cuales son los límites de mis límites.

No hay comentarios:

Publicar un comentario