martes, 26 de octubre de 2010

Lucia

El enfermo se arrasta, me mancha la alfombra y el corazón.
Tosiendo el mundo interno, pútrido y sin respiración.
La misma carne, sangre y sonrisa de mamá.
Cargando los muertos, que no sos vos la vida se va.
Poco a poco el aire se te va.

Se destiñen tus ojos y la mortaja exprime
tu corazón, quita el líquido violento. Es tu final
del cuento.

La prisión cambió el hormigón y el metal
por vidrio y mercurio. Una píldora sos
que se deshace en la boca de la muerte.

La cruenta victoria fue de la sal
siempre al final el agua vuelve al mar,
porque ,como yo, no eres más que agua.

sábado, 23 de octubre de 2010

Mi soledad

Esta es mi soledad, verme rodeado de luz.
Esta es mi soledad, estar perdido en problemas fantásticos y conflictos que no se realizan.
Esta es mi soledad, ser el uno y el cero y juzgarme sin sentencia.
Esta es mi soledad, el recuerdo.
Esta es mi soledad, la lágrima que quema.
Esta es mi soledad, el todo cuando no hay nada.
Esta es mi soledad, estando rodeado de gente y sentirme solo.
Esta es mi soledad, ver el orbe en un relámpago ajeno al orbe, ver y saber la sangre, el latido, el tiempo, ver tus ojos y romper el sendero.
Esta es mi soledad, el frío invernal, el fuego, la luz, la tiniebla y por fin navegar en una cáscara de nuez y ser el rey de un espacio infinito.