miércoles, 15 de septiembre de 2010

¿Por qué cuando te miro no me ves?

¿Por qué cuando te miro no me ves?
Acaso debo pedirle a dios, que levantes la cabeza, muchacha.

Se siente bien esta vez, dejar de ser ignorado. Debo agradecerle al señor.

Entonces el puñal cayó como un relámpago.
Entonces el puñal razgó la bella piel.

¿Por qué cuando te miro no me ves?
Mi deseo es encontrar el canto de los ángeles.

¿Por qué cuando te miro no me ves?
Es sólo un hecho teatral, la sangre es lavable.

Un sueño de un lugar llamado

¿Por qué cuando te miro no me ves?
Acaso en el suelo; se impone entre tu y mi ser, No siempre afin al mundo que se moja con los dedos.
Intentaré ver más de cerca el abismo, el mundo en tus manos...

Un sueño de un lugar llamado Tlön no sé.
Tomar el arma, ponerla contra la sien, morir lentamente cantando tus ojos.
¿Quién puede interesarse?

sábado, 11 de septiembre de 2010

37

Parecía real. El engranjé corrió
y no es más que un mecanismo.
fluir apócrifo, vital, irrelevante.
EGO, yo, ich, i, mi, Ni.

La oscuridad se condensa en este
tiempo. Se mueve, se mueve...

Algunas veces el terror es Marianela

y al final estoy curado
casi desangrado;
totalmente curado.
Fui un rayo que quiso un hombre ser.
¿Cómo puede ser correcto el sentir? ¿Darse vuelta sin saludar?

Entonces vi tus ojos en la pared, me mirabas sin ver.
Entonces vi tus ojos quemándome en la pared, me mirabas sin ver.
vi tus ojos, tus manos, sentí tu aliento, tu perfume. Todo era ilusorio.

Quise arrancarte el corazón, morderlo y despertar.
Un deseo que busca el fin.

El final del tunel no fueron las ardientes lágrimas, la tontería o la distancia.

lunes, 6 de septiembre de 2010

Khâtlön

Aquí en Khâtlön se está helado, a gusto y sin miedos. Khâtlön que es un lugar mágico de ensueños y al mismo tiempo de vigilia. Pide, ordena, a sus hijos que retornen a ella. Es la madre de todas las tierras, los sentimientos y falsedades al mismo tiempo de todas y cada una de las verdades.
Aquí, todas las almas son una y nada se puede pensar de la nada, tampoco estremecerse ante ella; los poemas son siempre los mismos pues salen de un mismo hombre.
Khâtlön no es una mala copia del planeta Tlön, es un homenaje.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Cuesta creer

Cuesta creer que sea el mismo que hace todo lo contrario a lo que escribo.
Cuesta creer que sea el mismo que hace todo lo contrario a lo que escribo.
Cuesta creer que sea el mismo, que sea yo, el que decide, el que piensa, fantasea, rima, goza, actúa, diagrama, pierde el tiempo, es arena, salta, tiembla de miedo, ríe, vive, muere, respira, juega, trabaja, ama.

Cuesta creer que sea sea la dualidad en contradicción la que nos enseñe a vivir y a ser 1 y 0 cuando debamos ser uno de los dos.

Ella, noche.

Tiene la noche en el pecho
luna llena en ojos estrellas.
El improvisado ritual ha comenzado,
la hipnosis libre, pero amante, me ha dejado.

La mirada cautiva, atrae, retiene
la conciencia de espectadores
que son ya, partícipes de la danza,
sin serlo, sin bailarla. Ella, noche,

de femenino fuego que me ciega;
deshace el mundo, el tiempo a arena reduce.
Poco a poco la danza se detiene, soy uno

entre miles, ella es única. Ella, noche
ardiente, el frío enmudece, la danza se
reanuda. Ella, noche, baila y sonríe.

Espero poder entregártelo... El miedo, el miedo...