sábado, 24 de abril de 2010

Grito perdido

Soy simplemente una sombra se que proyecta, que se desdobla. Un vulgar figitivo del cuerpo físico del olvido.
Tenía un corazón en alguna parte, se ha incinerado ante el amante solar y triste del camino.
Mi fatal final sin libertad, otro salto al vacio; al parecer no es papel mió el ser parte de este anillo.
Para tí, no hay cuerda, ni camino ni distancia, solo una leve caida al vacio.
Sólo fui una sombra, proyectaba los temores de la daga. Simplemente un villano con restos de luces en mis manos.
El tornado se ha ido
¿Quién soy yo?
¿Quién he sido?
Tan sólo un grito perdido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario