sábado, 25 de junio de 2016

Habrá Arte

Habrá Arte en los teatros, en las plazas, en las calles, en las esquinas, en los recovecos, en las escuelas, en los hospitales, en los parques.

Habrá Arte en los balcones, frente a tus ojos, detrás de facultad, arriba de un árbol, debajo de tus uñas, sobre y bajo tu lengua, abrazándo tus músculos, dentro de tus huesos.

Habrá Arte más allá de tu imaginación, de tus dolores, de tus encuentros, de tus pérdidas, en tu memoria, en tus fantasías.

Habrá Arte surfeando tus lágrimas, riendo tus risas, estimulándose el vientre, la cabeza y el corazón.

Habrá Arte hoy y siempre grande o pequeño, descomunal inhumano, marrano, sucio, vulgar, cochino.

Habrá Arte glorioso, perfecto, impecable, inmundo, iluminado, trillado, por puro ego, para los otros, para algunos y para nadie.

Habrá Arte siempre y cuando TE lo permitas.

miércoles, 16 de marzo de 2016

Una historia propia

Una historia propia.
Tengo 26 años. A los 20 pesaba 160 kilos. Años de ir y dar vueltas y justificaciones a pensamientos que me debilitaban y me separaban. Todo se volvió frustración y la angustia oculta se tapaba con comida.
De a poco sentí amor y algo que me impulsó a cambiar sin siquiera darme cuenta. Quería ser actor. Me esforcé y comencé a hacer dieta y ejercicio, cada vez quería un poco más. Ingresé en la Escuela de Teatro y ese fue mi punto de ruptura. Había dejado la dieta un año antes porque me habían dado pastillas para poder ayudarme con mi obesidad mórbida (más del 60% cuerpo es grasa) las pastillas me ayudaron pero con costos. Todo lo que da algo quiere algo a cambio.
Al final de mi primer año en la Escuela de Teatro terminé con la decisión de cuando egresara lo haría en el papel de galán. Era un reto - con bastante carga de ego supongo - para poder bajar de peso y construirme un mejor cuerpo. Poco a poco mi camino fue encontrando gente que quería como yo, que pensaba, que quería una libertad pero su libertad era diferente. Su libertad implicaba sometimiento y no cariño. La gente quiere ser modelada pero lo niega si les preguntas.
Me alejé de esas personas con mucho dolor y angustia. El tipo curó las heridas. En la obra del último año de curso mi papel fue de galán, y recordé mi deseo y mi reto cuando todo había terminado. Me fui bastante lejos, por poco tiempo. Volví a mi ciudad y mientras volvía acompañado por una mujer con la que nos amamos, con la que buscamos juntos, con la que me une una amistad intangible, elevada.
Volví y mientras ella dormía con su cabeza sobre mi hombro en el colectivo me pregunté ¿De que sirvió el viaje? ¿De qué sirvió el tiempo que dediqué a buscar otras carreras, para taparme, para ahogarme las ganas, el deseo y mis sueños de querer cubrirme?
Por el viaje, por la experiencia.
Hoy lo valoro mucho. Ahora sé varias cosas pero por sobre todo soy una: Un artista.
Bueno, malo, regular. Lo que sea... Mas no puedo parar mi voluntad creadora, mi voluntad destructiva y mi voluntad de preservación.
Todo el viaje valió el disfrute y ahora me veo en la necesidad de mirar atrás y reflexionar. De retomar viajas costumbres para volverme mejor persona.
Sigo sin llamar a amigos para decirle que quiero verlos, sigo dejando obligaciones y personas de lado, sigo siendo un tonto en muchas cosas. Nunca me olvido de ustedes, nunca los niego.
Por nuestra vida pasan muchas personas algunas más significativas que otras, algunas nos hacen caricias, otras nos pegan. Todo nos construye y si nos sentamos y miramos para atrás, ese momento es tiempo de respirar - respirarlos - y devolverles un suspiro, un gesto de cariño, un gracias, perdón y hasta luego.
Girar los ojos, luego la cabeza y el tronco y continuar en una nueva dirección por ese camino que se hace de pasos, de afectos, de miedos, de superaciones, derrotas, fuegos, amistades, traiciones.

viernes, 18 de diciembre de 2015

Voy

Voy como de pasada.
Veloz o despacio voy. Adelante, atrás. El espacio es ilusión y realidad.
Apretados, separados o juntos. Nos miramos, nos tocamos, nos mimamos, nos insultamos, nos queremos, nos odiamos, nos destruímos, nos construímos.
Voy.
Vamos.
Voy como de pasada y tu amistad, tu contacto, tus ánimos, tu desgaste, el mío, el de ellos, el de nosotros. Todo lo nuestro nos afecta.
Mezclamos. Lo tuyo, lo mío, lo de ella, lo de él, lo de nosotros, lo de aquellos.
Nos transformamos por, con, contra, a pesar de.
Nos transformamos.
Voy como de pasada y a veces no te toco, no te miro, no te llamo.
De a ratos nos encontramos, otros nos perdemos.
Voy como de pasada y vos vas conmigo como un amigo, un hermano, una novia, un padrino, una amiga, una tía, prima, madre, abuela, papá, abuelo, compañero, conocido.
Voy como de pasada y no me canso.
No creo que haga falta decir lo que ya sabemos mientras continuamos con nuestro paseo.

lunes, 1 de junio de 2015

10 Mandamientos indios

1. La Tierra es nuestra madre. Cuida de ella.

2. Honra todas tus relaciones.

3. Abre tu corazón y tu alma al Gran Espíritu.

4. Toda la vida es Sagrada. Trata con respeto a todos los seres.

5. Toma de la Tierra lo que es necesario y nada más.

6. Haz lo que se debe hacer para el bien de todos.

7. Agradece constantemente al Gran Espíritu por cada nuevo día.

8. Habla la verdad, pero sólo sobre lo bueno en los otros.

9. Sigue los ritmos de la naturaleza. Levántate y retírate con el sol.

10. Disfruta del viaje de la vida, pero no dejes huellas.

viernes, 29 de mayo de 2015

Sueñitos

Tengo la acción frenada porque en sueños soñaste que un calzoncillo hecho de estrellas,
lleno de brillos se montaba en tu lágrima,
secuencia de Dios,
contando con los deditos de dos en dos
para lograr una suma perfecta que darían los días
y los puntos que hay en tus ojos.
Manchitas y arruguitas de tu cara cuando te reís.
Había mucho miedo, más que miedo parálisis y deseos
de acciones frenadas, amotinadas amordazantes del yo.
Y estaba acorralado por ella, que no era ni vos ni era una estrella.
Contra la pared de dos en dos y un susurro lastimoso de extrañeza.
Vení, que te extraño.
Me hundí en lucero de tela; me descubrí volando sobre un colectivo cantando.
la la lalalalalala lá!

miércoles, 27 de mayo de 2015

Plegaria

Que lo inentendible sea entendible.
Que lo imposible sea posible.
Que lo invisible sea visible.
Que el alma vuele libre.

martes, 19 de mayo de 2015

Murmullo de silencio

Te tocabas las pompas maltechas. El viento rugía y la lluvia nos acariciaba fugaz. Estábamos de pie sin movernos pero por debajo todo se movía inconteniblemente.
Quietos, nuestra carne era roca mas dentro teníamos un volcán.
Erupcionamos en completo silencio bajo la atenta mirada de la naturaleza tras su murmullo de silencio.